A quien pueda interesar

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece una reflexión buenísima, se puede decir más alto, pero no más claro, de verdad...podemos vivir la vida como una jornada de "puertas abiertas" sin discriminar ni dar de lado a nadie, sean todos bienvenidos, y aquellos que quieran salir de nuestra vida, qué se le va a hacer, no estamos obligados a llevarnos bien con todo el mundo.... pero ¡Ay de los que, como dices, se quedan ahí, en ese terreno de nadie de no ser ni amigos, ni enemigos! Estorban, es verdad, porque nuestra vida no tiene aliciente con ellos....

Publicar un comentario