¿Y si nos miráramos a los ojos?

Hace 20 años, el psicólogo Arthur Aron descubrió que si dos personas se miran a los ojos durante 4 minutos, se genera un sentimiento de cercanía y conexión. Con la intención de poner en práctica este descubrimiento, la organización Amnesty Internacional y Look Beyond Borders decidieron hacer un experimento simple: sentaron a refugiados y europeos uno frente al otro para que se miren a los ojos durante 4 minutos. Esto fue lo que pasó…



Solamente cuando nos sentamos al lado de una persona y la miramos a los ojos, dejamos de ver un refugiado como alguien anónimo y nos damos cuenta de que nos encontramos frente a alguien que sufre, sueña, ama.

El experimento de los 4 minutos fue llevado a cabo en Berlín, una ciudad que es símbolo de superar las diferencias y las divisiones. Las personas que participaron lo hicieron de forma voluntaria, ya que la intención era poder percibir su reacción de forma espontánea y natural. Las personas que se miraron a los ojos no se conocían y era la primera vez que se veían. La mayoría de los refugiados provenían de Siria y viven en Europa hace menos de un año.

Fuente: La Nación

0 comentarios:

Publicar un comentario