sábado, 12 de abril de 2014

Morir sólo es morir

Hoy cumplirías un año más en esta parcela en la que tantos dolores de alma tuviste. Y me acuerdo de ti, como todos los días. Y me consuela la esperanza de que ya has visto la Luz y has encontrado lo que tanto buscabas, sin llanto, ni dolor, ni enigmas.


Y entonces vio la luz. La luz que entraba 
por todas las ventanas de su vida 
Vio que el dolor precipitó la huída 
y entendió que la muerte ya no estaba.

Morir sólo es morir. Morir se acaba.
Morir es una hoguera fugitiva. 
 Es cruzar una puerta la deriva
 y encontrar lo que tanto se buscaba.


Acabar de llorar y hacer preguntas; 
ver al Amor sin enigmas ni espejos;
 descansar de vivir en la ternura;


tener la paz, la luz, la casa juntas 
y hallar, dejando los dolores lejos,
 la Noche-Luz tras tanta noche oscura.



José Luis Martín Descalzo

2 comentarios:

Julian Masmela dijo...

Siempre se extraña lo que uno era con ellos, su sonrisa, la voz que se va olvidando, los abrazos únicos, la energia que se sentia al verlo, la seguridad de una amistad.
El comentario es para justificar mi admiracion por su blog, es excelente, sigue escribiendo, que aun te leemos, Un abrazo

Merlín Púrpura dijo...

Muchas gracias, Julián. Has hecho un comentario precioso y agradezco tu visita y admiración.

Un abrazo, desde el otro lado del Atlántico.

Publicar un comentario

 
Copyright 2009 Lo que (se) me ocurre. Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemesfree