miércoles, 14 de mayo de 2014

Lágrimas mensajeras



Había decidido llorar y hasta ahora no lo he hecho. ¿Para quién voy a llorar? Pienso que la gente no llora cuando no tiene a alguien cerca. Un día abrí la alcoba de mamá y la encontré llorando solita en el cuarto. Sin embargo, había más gente en la casa, yo podía abrir la puerta de la habitación y descubrir sus lágrimas. Por eso lloraba: había la posibilidad de que alguien descubriera que estaba sufriendo y ella lo necesitaba. ¿No serán las lágrimas una forma de mensaje?



Ziraldo/Vito Grandam (1987).

0 comentarios:

Publicar un comentario