sábado, 31 de mayo de 2014

El resplandor



Nunca supe su nombre.

Pudo ser el Amor,
un poco de alegría,
o simplemente nada.

Pero encendió 
de tal manera el día,
que todavía dura su lumbre.

Dura.
Y quema.

Meira Delmar.

0 comentarios:

Publicar un comentario