martes, 30 de junio de 2015

Golpes de nada

Golpe frío. Golpe seco. Golpe brusco. Golpes que nos arrastran, nos encuentran. Nos golpeamos. Dos cuerpos que se no se esperan ni se conocen, tienden a golpearse más que a tocarse. La acción de golpear es rápida, brusca, oportuna y ocurrente como una explosión que sale del cuerpo de un modo inesperado, pero contundente. Y ha sido golpe a golpe como nuestros cuerpos han ido cobijándose, como un bosque cobija los árboles, hasta llegar a compartir su intimidad, como si de una bolsa marsupial se tratase.

Grupo Seitacate (Andalucía, España). Visto en Danzatrayectos, Zaragoza, 2015.








lunes, 29 de junio de 2015

Manos Pegajosas

Tarde de verano. Tórrida. Bailarines y público puntuales a la cita anual con Danzatrayectos por las plazas y calles del centro. Los primeros: Dos en Paralaje (Milky e Ingrid Mangrinyá, de Zaragoza), con su obra Manos Pegajosas.

Si el camino está libre,
avanza.
Si chocas con algo,
mantenlo pegado.
Si su ataque es más fuerte,
cede.
Si el oponente se retira,
continúa avanzando.
Sé como el agua.









martes, 9 de junio de 2015

Caminar despacio


.
Hay momentos en que no puedes más. En que cuesta encontrar los motivos, en que la misión es solo trabajo y tienes ganas de hacer una huelga de ti mismo. Quizás esos días eres más susceptible, estás más irritado, o acaso la fatiga se convierte en tristeza. Y añades al cansancio la sensación de disgusto. Entonces te cuesta más hablar de amor (o amar). Y le ves las aristas a todo. Por eso es necesario, en ocasiones, reconocerse más débil, más frágil, y darse una pausa y dejarse cuidar.


Leído en el blog de Luis Loro

martes, 2 de junio de 2015

Retirados los candados del Amor

Informa la agencia EFE:


París se despide desde este lunes y para siempre de los miles de candados que colgaban de forma anárquica de las barandillas del Pont des Arts (Puente de las Artes), símbolo del amor para unos y del vandalismo para otros.

Bajo la mirada curiosa de varias decenas de turistas decepcionados por no poder acceder al puente, los obreros de la ciudad de París empezaron a cortar a golpe de sierra eléctrica los 37 paneles que protegen las barandillas.

Serán sustituidos por paneles transparentes que se están realizando a medida y que se colocarán a partir de octubre en el puente.

"¡Se acabaron los candados!", declaró alegremente el teniente de alcalde, Bruno Julliard, que añadió que eran algo malo para la estética de la construcción, además de un deterioro de la estructura.

Invitó a los turistas a seguir declarando su amor en la ciudad, pero de otra forma que no implique "degradar el patrimonio municipal".

Todavía no está muy claro qué sucederá con los candados retirados, aunque Julliard quiso tranquilizar a los enamorados que dejaron su marca en el puente, adelantando que "están pensando en las distintas formas de reciclarlos", para lo que en un primer momento serán almacenados en un depósito.

El ayuntamiento de la ciudad tomó está decisión después de que, el pasado junio, una de las rejas de la barandilla cediera ante el peso de los cerrojos, algo que supone un peligro tanto como para los paseantes del puente como para los barcos que navegan por debajo.

Varias asociaciones como "No Love Locks" pedían desde hace más de un año la retirada de estos candados que consideran como una "desfiguración del patrimonio de la Unesco" según Lisa Anselmo, cofundadora de la iniciativa.

Aunque la retirada de los candados no fue tan bien acogida por parte de los turistas, para quienes "los candados del Pont des Arts son un emblema símbolo de París y del amor y es triste que ya no se puedan poner" según dijo a EFE Joaquín, un turista español que visita la ciudad por segunda vez.

No se conoce muy bien el origen de esta tradición que prolifera en muchas capitales, aunque en París se puso de moda en el año 2008, a raíz de la novela "Ho voglia di te" (Tengo ganas de ti) de Federico Moccia, en la que los personajes principales colocaban un cerrojo en el "Ponte Milvio" de Roma.

Si bien ya no quedan cerrojos en el Pont des Arts, el resto de puentes de la ciudad están empezando a "llenarse de amor", así como algunas farolas y bancos.

Bridas de plástico, en Zaragoza.
¿Sustitutas de los candados?
A partir de ahora los candados se retirarán de forma sistemática de todas las partes de la ciudad y el ayuntamiento de París se plantea la posibilidad de prohibir esta práctica y sancionar a aquellos que sigan colgando sus candados en la ciudad.

El puente estará cerrado al público por motivos de seguridad durante toda esta semana, tiempo que los obreros aprovecharán para acabar de quitar el resto de candados y colocar unos nuevos paneles artísticos, que ocuparán el puente hasta otoño.

Se trata de una exposición colectiva a cargo de Mehdi Ben Cheick, fundador y director de la galería de arte Itinerrance, en la que se expondrán obras efímeras realizadas por cuatro artistas internacionales de arte callejero sobre el tema del amor y París que se estrenará el próximo 8 de junio.
 
Copyright 2009 Lo que (se) me ocurre. Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemesfree