jueves, 31 de diciembre de 2015

Yo también te quiero


Me saca una sonrisa la publicidad de ING de estos días en las marquesinas de la ciudad. Aunque se trate de un banco, aunque en el fondo quieran decir "yo también te quiero (con tus ahorros en este banco)", siempre es grato sentir que alguien más, un anónimo, te diga algo tan entrañable. 


Me lo tomo como algo más que un gancho publicitario del banco naranja, recorto la frase y la comparto con aquell@s que quiero y que amo.

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Zaragoza, ciudad de las (in)culturas.



Los zaragozanos necesitan algunas (o muchas) lecciones de civismo y urbanidad. 

No basta con una campaña de vez en cuando (como la de estos días decembrinos), sino ir educando desde la casa y desde la escuela. Recuerdo aquello de que a un niño se le comienza a educar 20 años antes de que nazca. Y ¿cómo educar a los jóvenes, si los mayores arrojan la basura, los sobres de azúcar, las servilletas, las colillas, los chicles, las latas... ¡todo al suelo!? ¿Cómo impedir que los chavales suban los pezuñas pies a las sillas de los buses y los cines? ¿Quién enseña que las alfombras no se sacuden por la ventana, arrojando el polvo a los vecinos de abajo y a los viandantes? ¿Quién le dice a los mayores que las filas hay que respetarlas?





martes, 29 de diciembre de 2015

Feliz Año Nuevo... desde el tren de la vida

La vida es como un viaje en un tren, con sus estaciones, sus cambios de vías, sus accidentes. Al nacer nos subimos al tren y nos encontramos con nuestros padres y creemos que siempre viajarán a nuestro lado, pero en alguna estación ellos se bajarán dejándonos solos en el viaje. De la misma forma se subirán otras personas que serán significativas: nuestros hermanos, amigos, hijos, y hasta el Amor de nuestra vida. Muchos bajarán y dejarán un vacío permanente. Otros pasan tan desapercibidos que ni nos damos cuenta que desocuparon sus asientos.
Este viaje estará lleno de alegrías, tristezas, fantasías, esperas y despedidas. El éxito consiste en tener buena relación con todos los pasajeros, en dar lo mejor de nosotros. El gran misterio para todos es que no sabemos en cuál estación nos bajaremos. Por eso, debemos vivir de la mejor manera, amar, perdonar, ofrecer lo mejor de nosotros. Así, cuando llegue el momento de desembarcar y quede nuestro asiento vacío, dejemos bonitos recuerdos a los que continúan viajando en el tren de la vida.
Te deseo que el viaje en tu tren para el año que viene sea mejor cada día, cosechando éxitos y dando mucho Amor. Ah, y te doy las gracias por ser uno de los pasajeros de mi tren. ¡Feliz Año Nuevo 2016!
(Recibido y difundido por WhatsApp)

martes, 1 de diciembre de 2015

Día Mundial de Lucha Contra el VIH/Sida


miércoles, 25 de noviembre de 2015

Día Mundial contra la Violencia de Género ¿Femenino?


Este 25 de noviembre se celebra (otra vez) el Día Mundial contra la Violencia de Género para -según publican en todas partes- "concienciar a la población de la lacra social que vivimos actualmente". En las diputaciones, ayuntamientos y gobiernos regionales se organizan y publicitan foros, conferencias, reuniones y demás eventos orientadas a las mujeres víctimas de violencia (ejercida principalmente por hombres). 

En estos días se machacan en los medios de comunicación las terribles cifras de mujeres agredidas y muertas por sus familiares, parejas o ex-parejas. La publicación digital EnFemenino dice que: 

"1 de cada 7 mujeres ha sufrido algún tipo de violencia física o psíquica a lo largo de su vida, más de 600 millones de mujeres y niñas viven en países donde la violencia doméstica aún no es considerada un delito, al menos 1 de cada 4 mujeres han sufrido violencia de género durante el embarazo, alrededor de 60 millones de niñas en el mundo son obligadas a casarse con menos de 18 años y 140 millones sufren mutilación genital femenina. En España, en lo que va de año, 30 mujeres han fallecido a manos de sus parejas. Son hechos que evidencian que todavía queda mucho por hacer. Aunque son cada vez más las mujeres que se atreven a denunciar la situación, el número de mujeres que callan sigue siendo elevado. El miedo, la falta de protección y el escaso amparo que reciben por parte de la ley son algunas de las causas principales que paralizan a las víctimas".

Todos estos datos son reales, preocupantes, indignantes. Pero tal y como está planteado el tema, este día debería llamarse: Día Mundial contra la Violencia hacia el Género Femenino. Así de explícito. Porque parece que contra los hombres no hubiera violencia intrafamiliar o de género. Si bien es cierto que cada día muchas mujeres evitan denunciar ante las autoridades que son víctimas de malos tratos, por miedo, también es cierto que muchos hombres no denuncian a sus parejas, ¡por vergüenza! Vergüenza a ser señalados como pusilánimes, débiles o "blanditos", por esa concepción generalizada de que un hombre no se deja maltratar de una mujer. Todos nos imaginamos la cara que le pondrá un funcionario(a) al ciudadano (hombre) que se acerca a la Comisaría a denunciar a su mujer (o a su compañero o compañera) porque le ha pegado o porque le insulta.

-Vamos a ver qué estupidez dices ahora.
-Cállate que estoy hablando yo y gano más dinero que tú.
-¿Qué dices, mongolo?

Frases como estas las he escuchado de boca de mujeres a sus maridos o novios. Todos conocemos casos de mujeres que tiran a sus bebés recién nacidos a contenedores de basuras, o que maltratan física y verbalmente a sus hijos y a sus maridos... Pero no se habla de violencia contra los hombres, no figuran en las estadísticas ni en los medios, no se les defiende, ni se hacen días especiales, ni campañas gubernamentales ni propagandísticas. Como son el sexo fuerte... que se apañen ellos, que se fastidien por no saber defenderse... pensarán aquellos a quienes corresponde afrontar el problema. El problema de no comprender el término Igualdad, que tan bonito se lee en la Constitución. Porque, a la hora de la verdad, ya se sabe que no somos iguales en casi nada. 

lunes, 23 de noviembre de 2015

Pensamiento Mágico Pendejo

"Pide y se te dará", "decreta y se te proveerá"...¿Por qué no nos lo ponemos más fácil y disfrutamos de la vida sin desear tanto ni competir con todo el mundo por ser el número uno? Odín Dupeyrón lo tiene claro: en la entrevista realizada en el programa “Es de Noche" el artista mexicano cuenta su perspectiva, lleno de gracia, talento y realismo.

Regálate 5 minutos y disfruta estas geniales verdades que, en clave de humor, dice el actor-humorista mexicano.



 

jueves, 19 de noviembre de 2015

Día Internacional del Hombre, ¡quién lo creyera!


El Día Internacional del Hombre (IMD) es un evento anual internacional que se celebra el 19 de noviembre. Creado en 1999 en Trinidad y Tobago, el día y sus eventos ha encontrado el apoyo de una variedad de individuos y grupos en Australia, el Caribe, América del Norte, Asia, Europa, África, y las Naciones Unidas.

Dentro de los objetivos de la celebración del Día Internacional del Hombre están el centrarse en la salud del hombre y del niño, la mejora de las relaciones de género, promover la igualdad de género, y poner de relieve modelos masculinos positivos. Es una ocasión para poner de relieve la discriminación contra hombres y niños, y para celebrar sus logros y contribuciones, en particular por sus contribuciones a la atención de la comunidad, la familia, el matrimonio, y el niño.

El Día Internacional del Hombre se celebra en más de 50 países, entre ellos Trinidad y Tobago, Jamaica, Australia, India, China, Estados Unidos, Singapur, Malta, Reino Unido, Sudáfrica, República de Moldova, Hungría, Irlanda, Ghana, Canadá, Dinamarca, Austria, Francia, Pakistán, Antigua y Barbuda, St. Kitts y Nevis, Granada e Italia,  y el soporte global para la celebración es muy amplio.

Según sus creadores, el Día Internacional del Hombre es un momento para poner de relieve la discriminación contra hombres y niños en áreas de salud, derecho de familia, la educación, los medios de comunicación y otras áreas y para proyectar sus contribuciones y logros positivos. Durante los últimos años el método de la conmemoración del Día Internacional del Hombre incluye seminarios públicos, actividades de aula en las escuelas, programas de radio y televisión, etc.

Portavoces de la IMD recordaron que el día no tiene la intención de competir con el Día Internacional de la Mujer, pero el propósito es poner de relieve las experiencias de los hombres. 

Promover modelos masculinos positivos, no sólo las estrellas de cine y deportistas, sino también hombres del común que están viviendo una vida decente y honesta.

• Para celebrar las contribuciones positivas de los hombres a la sociedad, comunidad, familia, matrimonio, cuidado de niños, y para el medio ambiente.

• Centrar la atención en la salud y el bienestar social, emocional, físico y espiritual de los hombres

• Poner de relieve la discriminación contra los hombres, en las áreas de servicios sociales, , y de la ley, así como en las actitudes y expectativas sociales

• Mejorar las relaciones de género y promover su igualdad.

• Para crear un mundo mejor, más seguro, donde la gente puede estar segura y crecer para alcanzar su máximo potencial



lunes, 16 de noviembre de 2015

París: Sin palabras (2)



París: Sin palabras



lunes, 9 de noviembre de 2015

Adopción homoparental en Colombia

En días pasados ha sido aprobada por el Congreso de Colombia, la ley que regula y permite la adopción de niños por parte de parejas homosexuales, una ley no exenta de polémica en cualquier país, pero más allí, donde hay una fuerte influencia católica y tradicionalista a todos los niveles. Cabe recordar, además, que allí no se ha aprobado aún el matrimonio (o si no les gusta el término, las uniones) entre personas del mismo sexo. Así que las discusiones están servidas. Pero este "meme" que he visto hoy, no tiene desperdicio como argumento. ¡Ahí queda!


sábado, 24 de octubre de 2015

En Memoria de Ojos Azules



(1978-2009).
 
Los amados de los dioses parten pronto.


miércoles, 21 de octubre de 2015

Se(nti)mental


Nuevo libro del ilustrador zaragozano Alfonso Casas. Altamente recomendable para los amantes de la ilustración y del diseño "tipo/gráfico". Un libro con "grandes dosis de ironía y una sensibilidad muy particular".






martes, 13 de octubre de 2015

Otra de normalización LGTB: ¡Bien por Campbell!


Las sopas Campbell son todo un clásico de la cultura estadounidense. Y ahora forman parte del cada vez más grande grupo de empresas que cuentan con familias de todo tipo en sus anuncios.

Eso mismo hemos visto en el último spot televisivo de una serie de latas de sopa para niños con dibujos y diseños de 'Star Wars'. Al principio del anuncio vemos al padre imitando a Darth Vader mientras le da de comer a su hijo con la mítica frase "Luke, soy tu padre". El plano se abre para ver que la siguiente cucharada se la da su otro padre. Vamos, una pareja de padres gays dando de comer a su hijo. Uno de los dos padres se burla de la mala imitación que ha hecho del villano de 'Star Wars' y terminan todos imitando a Chewbacca.

¿Qué es lo mejor de este anuncio? Que la homosexualidad de los padres no es el argumento ni la vía por la que circula la historia. Bueno, sí que sirve como excusa para bromear con la frase de "yo soy tu padre", pero al final es una escena cotidiana de una familia americana normal y corriente. Seguro que hay muchos que se llevan las manos a la cabeza y se marean de pensar en dos homosexuales educando a un niño, pero cada vez son menos. Enhorabuena a Campbell por su granito de arena que cuenta como cualquier otro.

(CromosomaX)

jueves, 1 de octubre de 2015

Con la voz bien alta: ¡No a la LGTBfobia!

Comparto la entrada de La Columna de Abel Arana:

Cuatro de cada diez homosexuales han sufrido en algún momento una discriminación, un ataque o un insulto. Y de todos ellos sólo el diez por ciento se ha atrevido a denunciarlo. Por eso el blog hoy se hace eco de esta maravillosa campaña de la FELGTB rodada con cámara oculta. Y les explico. Dos actores se han pasar por una pareja de gays estadounidenses que no hablan una sola palabra de español. Han contratado un hostal por Internet y el dueño les ha mandado un email que no entienden. Por eso piden ayuda en la calle a gente normal (es decir, que NO son actores) para que les traduzcan lo que pone en el mail. Y las reacciones de los transeúntes... bueno, mejor lo ven. Sólo quiero decirles que esto pasa miles de veces a diario en el mundo. Y sí, casi se me escapa una lágrima de la impotencia. Por supuesto, les agradezco especialmente si ustedes comparten esto en todos los sitios que puedan. De corazón y con la voz bien alta.

sábado, 26 de septiembre de 2015

¿Uno qué es?

Para aquellos que creen en sangre de otros colores distintos al rojo, para los racistas, clasistas, amantes de blasones, genealogías y "rancios" abolengos...

"¿Uno qué es? La progresión es geométrica, dos padres, cuatro abuelos, ocho bisabuelos, 16, 32, 64, 128... En pocas generaciones se amplía tanto que es imposible no tener meretrices, reinas, locos, sabios, príncipes y mendigos entre los antepasados: ‘bisladrones’ y ‘tataraputas’, como se dice. Lo importante es intentar ser uno lo que es, lo que sea, pero dejando un buen recuerdo de nuestro breve paso por el mundo."


Héctor Abad Faciolince (a propósito de su libro La Oculta)
en una entrevista para El Tiempo (Bogotá),
por Liliana Martínez Polo.

martes, 15 de septiembre de 2015

Aylan



Comparto aquí la columna de Patricia Esteban Erlés, publicada en Heraldo de Aragón el pasado domingo 13 de septiembre. Sin más comentarios.

La foto te asalta, te sale al paso repentinamente en el muro de Facebook, como una enfermedad inesperada. Alguien la cuelga y obtiene a cambio varias docenas de "me gusta". Recuerdo entonces esa manía que tienen algunos de aplaudir frenéticamente tras un concierto, el tic de palmadas espasmódicas que roba al espectador el último instante de silencio y reflexión que se agradece tanto después de un violín sublime. Miro la imagen, quizás con la esperanza remota de que sea un fake. Pero no. Hay algo intensamente real en ese cuerpecito de medio metro clavado en la orilla de una playa, tendido boca abajo, quieto como nunca jamás puede quedarse un niño pequeño. Miro la cabecita indefensa, la camiseta y el pantaloncito baratos, las mini zapatillas caladas. Y sé que es verdad porque la muerte es una señora muy seria y deja su huella en cada uno de los seres que caen en sus manos. 

Aylan está muerto y solo, solo del todo, en la orilla de una playa que no lo vio jugar ni comerse un helado. La muerte lo ha dejado varado como a una cría desorientada de delfín, lo ha tintado de un azul pálido, lo ha inmovilizado para siempre, ha tomado al asalto y la devastado todo lo que Aylan podría haber sido y ya no será. No crecerá un centímetro más ni aprenderá una nueva palabra, no volverá a ver a la familia lejana que pagó para que él y sus padres y su hermano escaparan del destino que finalmente los atrapó en alta mar, en ese plácido lugar azul llamado olvido del que todos, los presidentes encorbatados, los países con fronteras y usted y yo misma somos copropietarios. 

Aylan se deja fotografiar con la mansedumbre de los muertos, ha cruzado el río de Caronte con una moneda de oro bajo su lengua de casi bebé. Miro la foto. Me obligo a saber. Y ante el cuerpo diminuto, inútil ya, pienso en la enorme vergüenza que tenemos que sentir todos los que abrimos un grifo y vemos salir agua, mucha más de la que necesitamos, los que pulsamos un interruptor y deshacemos las sombras sin saber la suerte que tenemos.

lunes, 14 de septiembre de 2015

Mi apellido no es Trump


Había una vez un hombre muy rico, que vivía en un país muy poderoso. Ese hombre de pelo pintado y peinado para tapar su calvicie, compraba canales de televisión, franquicias de reinados universales de belleza, se casaba con mujeres muy hermosas, muy tontas, muy extranjeras. Ese hombre quiere ser presidente de su poderoso país y quiere levantar murallas en las fronteras, "para que no entren al suyo los delincuentes vecinos". 


A ese hombre le han dedicado un video los de una marca de bebida de su país, famosa en todo el mundo. Y le quieren decir que el apellido no se elige, se siente y se lleva en las venas; que los extranjeros, con su idiosincrasia, su estilo, sus raíces, su folklore, su música, su modo de ver la vida, aportan mucha riqueza (y no solo en dólares) al nuevo sitio donde llegan. Que aunque muchos hayan atravesado el océano en una patera o hayan caminado cientos de kilómetros arriesgando la vida en ello, tienen Amor, sentimientos, riqueza de alma, ganas de vivir y construir un mundo mejor. Esos inmigrantes indeseables ejercen oficios domésticos en casas de gente donde lo único que hay es dinero, cuidando a los ancianos que les estorban, recogiendo sus cosechas, sirviendo las mesas y cocinando en sus restaurantes. Que a ellos no les importa que les señalen porque están luchando por sus vidas y por el bienestar de sus familias, esas que tienen a miles de kilómetros y cuyo recuerdo no les hace perder la sonrisa en la cara. 

El señor que quiere levantar murallas, bien podría levantarse una que se vea desde la luna, pero con tapa, para que se quede encerrado en ella, con sus mujeres extranjeras "compradas" con dinero, con sus millones de dólares y con su infinidad de carencias. A ver si un día aprende que el dinero no lo compra todo y que el mundo no es como lo ve una hormiga.

sábado, 5 de septiembre de 2015

Aylan, la imagen del éxodo del siglo XXI



domingo, 30 de agosto de 2015

Limpio es el que menos ensucia

Rótulo en la fachada de un bar de Zaragoza. Si no entendéis a las buenas, ahí tenéis un buen "regaño". Que con la costumbre post-prohibición de fumar en recintos cerrados, los portales y aceras son un asco con las montañas de colillas que tiran al suelo los fumadores.




¿Para cuando uno que diga: "Baje las pezuñas de la silla, cacho e´guarr@"?


sábado, 29 de agosto de 2015

Ríos de leche y miel

Anuncios clasificados.
Heraldo de Aragón,
(Zaragoza, España)
28 de agosto de 2015.
Los políticos y los "gurús" de la economía dicen que ya se ven los brotes verdes, que ya casi estamos al otro lado del larguísimo túnel de la crisis. Muestran frías cifras, estadísticas, números. -¿Cuánto suman dos más dos? -¿Qué resultado quiere?. 

Jóvenes recién egresados de sus pre y post grados que emigran a otros países a trabajar de camareros o de recolectores de cosechas. Personas mayores de 30 años que ya no valen para un empleo porque exigirían mejores salarios. Mayores de 40 y de 50, con mucha experiencia y ganas, que tampoco valen para ningún trabajo. Padres y abuelos sosteniendo familias enteras con míseras pensiones. Padres como el del anuncio, que pagarían para que su hijo tenga un puesto de trabajo.

"¡Ay, qué vivos son los ejecutivos!" cantaba la poetisa argentina. En campaña presidencial no hablan por una tele de plasma sino que posan para los fotógrafos y besan niños (aquí no son mocosos) y a sus señoras madres. Se bajan de sus aviones y de sus pedestales y se bañan en ríos... no sé si de leche y miel como los que nos quieren pintar. Pero yo sigo viendo gente parada, contratos de un día o de horas, gente pescando comida caducada en los contenedores de basura de los hiper-super-mercados, inmigrantes que vuelven a emigrar, desasosiego, desconcierto... porque el que se patea las calles no sabe de estadísticas, sabe de niños que comen -si acaso- una vez al día, de cuentas por pagar, de desahucios, de currículos no leídos, de "ya le llamaremos", de no recibir ofertas de trabajo de la oficina de empleo, donde un funcionario le dice que se ponga las pilas a buscar uno.

Y entretanto, se atreven a hablar del "estado de bienestar", mientras cubren sus fechorías con sus "Y tú más", "anda que tú", y en sus despachos alfombrados firman acuerdos con sus estilográficas de oro, señalan chivos expiatorios y se siguen repartiendo la jugosa tarta que han horneado sacando el dinero de los bolsillos de todos. 

Pero claro, aquí no pasa nada. Todo va bien. Que "esto es España" y "Spain is different".


miércoles, 19 de agosto de 2015

Esa antigua costumbre de saludar


Encontré este spot de la campaña Contagiemos Valores, del Programa Internacional sobre Democracia, Sociedad y Nuevas Economías, y la Universidad de Buenos Aires, que invitan a rescatar aquellos valores y principios que hacen trascender a una comunidad. Esto me hizo pensar en que no estoy, como me decía un antiguo jefe asturiano, luchando contra los molinos de viento, intentado re-educar a los españoles demás. No estoy solo en la tarea de hacerle ver a quien entra a un local a solicitar un servicio que no basta con decir lo que se necesita, sino que es agradable y de bien educados, saludar antes al dependiente y a quienes están en el local. Que es más agradable la experiencia del trato con el público, si se respeta el turno de quien ya están atendiendo, simplemente porque ha llegado antes. 

No estaría de más difundir este tipo de campañas en muchas ciudades y países. Recordar que no cuesta nada dar los buenos días al conductor del autobús (aunque no responda al saludo), agradecer un servicio, cuidar las cosas de uso común (como las sillas de cines y vehículos), ceder el paso o el asiento, no tirar basuras al suelo ni sacudir las alfombras por la ventana... en fin, ser corteses y cívicos. 

Por algo se empieza: al menos dando los buenos días (que hasta los que duermen juntos se saludan por la mañana ¿o no?)

martes, 18 de agosto de 2015

Cambia, todo cambia



Cambia lo superficial
Cambia también lo profundo
Cambia el modo de pensar
Cambia todo en este mundo

Cambia el clima con los años
Cambia el pastor su rebaño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Cambia el más fino brillante
De mano en mano su brillo
Cambia el nido el pajarillo
Cambia el sentir un amante

Cambia el rumbo el caminante
Aunque esto le cause daño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia

Cambia el sol en su carrera
Cuando la noche subsiste
Cambia la planta y se viste
De verde en la primavera

Cambia el pelaje la fiera
Cambia el cabello el anciano
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Pero no cambia mi amor
Por más lejos que me encuentre
Ni el recuerdo ni el dolor
De mi pueblo y de mi gente

Lo que cambió ayer
Tendrá que cambiar mañana
Así como cambio yo
En esta tierra lejana

Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia

Pero no cambia mi amor...

(Violeta Parra)

Cambia. Todo (o casi todo) cambia. Cambio yo. Cambian los climas, los paisajes, las compañías. Cambia la forma de ver la vida y de sentir el Amor, el desamor, el desprecio o la indiferencia. Cambia la mirada. Cambian los andares. Cambia la capacidad de aguante. Cambias tú (o no). Y cambia la forma de esperar, el límite de la paciencia y de la tolerancia. Cambia el umbral del dolor. Cambian los compañeros de viaje y de Vida. Cambiamos. Nos cambian. Pero no cambia la esencia, "pero no cambia mi Amor".


lunes, 20 de julio de 2015

Cicatrices

"Las cicatrices muestran dónde hemos estado;
nunca deciden hacia dónde vamos".

Mentes Criminales


Cicatrices. Señales de que hemos vivido. Heridas accidentales y provocadas, que con el tiempo dejan de doler y se vuelven meras imágenes, recuerdos. Los viejos sitios donde se amó la vida. Los amores y desamores. Los que ya no están. Los que vuelven a incordiar. Los que no dejamos entrar. Los que no reconocemos en la mirada. Las de los que intentaron y creyeron dañarnos y solo nos hicieron más fuertes, duros y recios. 



Los que volvieron a regalarnos abrazos en el alma;
los que están cerquita aún a diez mil kilómetros;
los que no molestan, los que entran y se quedan sin hacer ruido;
los que respetan tus silencios, tus espacios y tu intimidad;
los que te dan sin esperar recompensa ni pago; 
los que no te ordenan la vida ni te ordenan qué hacer... 
esos no son cicatrices, esos son los que dejan huella. 

domingo, 12 de julio de 2015

Las deliciosas palabras colombianas

Tras poco más de cuatro meses de haber llegado a Colombia, el corresponsal de BBC Mundo en Bogotá, Natalio Cosoy, hace un repaso por algunos de los colombianismos que lo enamoraron, en un artículo publicado en la revista SemanaLas deliciosas palabras que he aprendido desde que llegué a Colombia

Después de una noche arrunchados, se toman cada uno un tinto. Ella se prepara para enfrentar el trancón en su carro. Él intentará evitarlo en su cicla. Y por la noche se juntarán a hacer parche.

Hay un orgullo colombiano, ese de hablar un castellano de una pureza especial, como el mejor de sus cafés.

Y no es solo creencia vernácula, orgullo del terruño; la convicción llega de allende los mares también. Un colega gallego me dijo recientemente que él sentía que el español colombiano es el más fácil de entender para cualquier otro hispanoparlante.

Pero entonces me vinieron a la mente varias de las palabras y expresiones que al escuchar por primera vez no comprendí, colombianismos de pura cepa; palabras y expresiones que me fueron sorprendiendo en estos casi tres meses que llevo por esta bien hablada tierra, una que tampoco le teme a la creatividad y al enriquecimiento del idioma.

Estas son algunas de ellas, una pequeña muestra, con la aclaración de que, como vivo en Bogotá, la mayoría pertenecen a departamentos como Cundinamarca y Boyacá, aunque algunas se usan en todo el país.

Amañarse

¿Ya se amañó a Bogotá? Pregunta eterna.

Me la hacen a mí, que prácticamente acabo de llegar; se la seguían haciendo a Arturo Wallace, quien me precedió como corresponsal en Colombia, aún hasta antes de partir, tras pasar casi cuatro años en este país.

La pregunta insistente, creo, esconde una duda y un amable deseo: la duda, "¿realmente puede alguien acostumbrarse a vivir aquí si no nació en este lugar?"; el deseo, "¡ojalá se haya acomodado, se haya sentido acogido!".

Arruncharse

Probablemente una de las más hermosas de las palabras que aprendí hasta ahora en Colombia.

El Breve Diccionario de Colombianismos de la Academia Colombiana de la Lengua la define como "encogerse para dormir, hacerse un ovillo".

Pero a mí me lo describieron de una forma más tierna, como acurrucarse amorosamente, sobre todo en días de frío y pereza, algo que la lluviosa Bogotá ofrece en forma copiosa.

Bacano

Yo creo que Colombia es bacano, que no es difícil adaptarse a la vida aquí, amañarse.

Y más con tanta gente bacana.

Como dice el diccionario de Colombianismos, bacano se usa para "una situación o cosa, excelente, muy buena" o una persona "amable, simpática, buena".

De eso, por aquí, sobra.

Berraco

Alguien genial, fuerte, fuera de serie, alguien también bacano, por qué no.

Y da para más, pero es que no entra tanta diatriba por palabra en este compendio.

Sólo un aparte: es una palabra tan enérgica que hasta genera debate en sí misma, ¿debe escribirse berraco o verraco?

Y ahí empiezan las discusiones entre berracos -¿verracos?- hombres y mujeres expertos del lenguaje.

Camellar

El verbo es acertadísimo, porque es sinónimo de trabajar.

Pero claro, trabajar como algo duro, exigente, cansador.

Algo para lo que hacen falta jorobas repletas de energía.

Caneca

La primera vez que la escuché me hizo pensar en las "canicas", las bolitas de vidrio con las que jugaba de pequeño (tampoco les decía canicas, sino bolitas).

Pero no, es lo que en Argentina llamamos el tacho, generalmente el tacho de basura, y en otros lados es cubo o bote.

Todavía me pasa que pregunto por el tacho y la gente se me queda mirando extrañada, lógicamente.

Cicla

Yo le digo bici, a veces bicicleta.

Pero cicla tiene un resonar bonito, como quien lo dice al paso, sin esfuerzo.

La cicla, ese medio de transporte que tantas alegrías le ha dado a Colombia en el campo deportivo, con sus grandes campeones de ciclismo.

La cicla, el vehículo campesino, el del paseo dominical por la ciclovía bogotana, el de los fanáticos que salen a entrenar por horas por las carreteras del país soñando ser Nairo Quintana o Mariana Pajón.

Corrientazo

No tiene nada que ver con un choque eléctrico, ni con el devenir violento de un curso de agua.

Aunque sí se puede acompañar con agua, con un vaso o una botella. O con un jugo.

El corrientazo es un almuerzo económico, que en general van a buscar los trabajadores a restaurantes y comedores en los mediodías de sus días de camello.

Dar papaya

Le dicen el undécimo mandamiento colombiano: "No des papaya".

Es decir, no te expongas, no te vuelvas blanco fácil, no bajes la guardia.

El diálogo podría ser, de hecho es: "¿Es peligroso andar por esta zona a esta hora?"; "y, si no das papaya, no".

Guayos

La primera vez que la escuché, me sonó a fruta.

Pero no, los guayos son en Colombia los botines o zapatos o zapatillas de fútbol.

Guayabo

El precio de beber alcohol en forma desmedida, por ejemplo -y acá va una palabra de regalo-, guaro (aguardiente, bebida alcohólica típica de Colombia).

Tiene su musicalidad: "¡Ese guayabo es de guaro!".

Man

Para quien hable un poquito de inglés tan siquiera, se explica sola.

Pero no puedo dejar de ponerla, porque hasta llegar a Colombia era para mí palabra del pasado, que recuerdo que se usó por un tiempo en Argentina en los 80 y tal vez los 90.

Fue lindo recuperarla, volver a usarla: "¡Ese man (hombre, sujeto) es un berraco!".

Mamera

A algunos tal vez este listado ya se les está volviendo una mamera.

Si no, seguro que llegan al final.

Pero si sí, les tocará decir: "¡Qué mamera esta nota!" (qué aburrida, qué cansadora).

Meter un mico

Una expresión política.

Los legisladores "meten un mico" cuando cuelan una norma o un artículo no muy popular en un proyecto de ley.

Ñero

Persona que vive en la calle.

El Diccionario de Colombianismos también lo define como "compañero, camarada, compinche".

Del compañero vendrá el ñero, imaginaría uno, jugando a las etimologías.

Parche

Según el Diccionario de Colombianismos, "sitio de reunión de jóvenes" o "grupo de jóvenes".

Ahora bien, yo ya rozo los 40 y también armo parche (me junto con mis amigos).

Así que creo que sería admisible extenderlo a la reunión de un grupo de amigos, sean o no jóvenes.

En todo caso, serán joviales o con actitud juvenil.

Remontador/a

Zapatero remendón, o tienda de reparación de calzado.

Lo aprendí a la fuerza, buscando quien me arreglara unos zapatos a los que se les había roto el talón.

Digamos que, literalmente, me los tuvieron que remontar.

Rumbear

Sí, ciertamente, es salir de rumba, de fiesta.

Pero en Bogotá también es besarse, o como dicen en Cali, entucarse.

Tenaz

Una de esas palabras que es más polisémica que otras.

Sí, puede ser alguien berraco, un bacano. Pero también puede ser una situación complicada, difícil.

En algunos lugares, por ejemplo, si uno da papaya, la cosa se puede poner tenaz.

Tinto

Difícil viniendo del Cono Sur adaptarse a la idea de que un tinto es algo que se toma a la mañana.

Pero lo es, porque no es vino; es café negro, sin leche, sin crema.

Y si en el país del café se le dice tinto, así tocará decirle.

Trancón

Esta no es deliciosa, pero sí inevitable.

Trancón, la palabra que describe la peor pesadilla de automovilistas, taxistas, camioneros, conductores de buses o cualquiera que esté al volante de un vehículo por las calles y carreteras del país.

En Bogotá, encima, esa pesadilla es cotidiana.

Como en casi toda gran capital, los atascos de tránsito son una promesa que nunca se incumple.

Pero aquí muchos creen que los trancones bogotanos son de los peores que pueden encontrarse en el planeta.

Vereda

Esta palabra me costó, le resultó un esfuerzo a mi cerebro despegarse del sentido que siempre le había asignado: acera, que es lo que significa en Argentina.

Costó, costó, pero al final se me fijó el significado colombiano: sencillamente, una población; o, como dice la Real Academia Española, con más palabras y precisión: "Sección administrativa de un municipio o parroquia".

También es la palabra que ahora, cuando la escucho, me remite al origen de todos los pequeños y grandes relatos que construyen la urdimbre de la historia rural de Colombia, que es infinita, inabarcable y adictiva.

Zapato

Sí, el calzado, por supuesto, el que arreglan en la remontadora.

Pero también un modelo de taxi extremadamente popular: un carrito pequeño, sin cola, ágil, que sirve para salvar trancones y asustar pasajeros con su movilidad y no tan convincente estabilidad.

Estas son algunas de mis colombianismos favoritos. ¿Y ustedes, tienen alguno o algunos?

jueves, 2 de julio de 2015

Lauesku


Lauesku invita a la reflexión interna sobre por qué acatar con naturalidad y sumisión las normas, costumbres y reglas establecidas, dando por hecho soluciones y respuestas predeterminadas. El lenguaje coreográfico investiga la conformidad y el enfrentamiento como respuesta a las circunstancias a las que nos exponemos y la repercusión que estas suponen. A través de un partido de pelota, se exponen situaciones donde las propias reglas del juego se cuestionan y lo establecido no es lo prioritario.

Grupo Lasala. País Vasco. Bailarines: Jaiotz Osa, Itxasi Mediavilla y Judith Argomaniz.

Visto en Danzatrayectos, Zaragoza.










miércoles, 1 de julio de 2015

Nexus

Grupo Nexus, Zaragoza. Bailarines: Alberto Pardo y Marcos Pardo. Visto en Danzatrayectos, el pasado sábado.

Espectáculo de breakdance atípico, basado en la conexión entre dos hermanos, cuyo nexo encauza su trayectoria y la eleva a un lugar donde todo es posible. Honestidad, pasión y sentimiento. Solos se llega más rápido. Juntos se llega más lejos.





martes, 30 de junio de 2015

Golpes de nada

Golpe frío. Golpe seco. Golpe brusco. Golpes que nos arrastran, nos encuentran. Nos golpeamos. Dos cuerpos que se no se esperan ni se conocen, tienden a golpearse más que a tocarse. La acción de golpear es rápida, brusca, oportuna y ocurrente como una explosión que sale del cuerpo de un modo inesperado, pero contundente. Y ha sido golpe a golpe como nuestros cuerpos han ido cobijándose, como un bosque cobija los árboles, hasta llegar a compartir su intimidad, como si de una bolsa marsupial se tratase.

Grupo Seitacate (Andalucía, España). Visto en Danzatrayectos, Zaragoza, 2015.








 
Copyright 2009 Lo que (se) me ocurre. Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemesfree