lunes, 7 de abril de 2014

¡Qué curvas!


Me encuentro en cada esquina, en la parada del autobús, en los carteles publicitarios de Mango, a esta bella mujer. Me ha parecido siempre un modelo de feminidad, de sensualidad; sexy y atractiva. Es Vicky Martín Berrocal, diseñadora española, que esta vez presta su imagen para la línea "Violeta", de tallas grandes, que yo llamaría tallas para la mayoría de las mujeres. 


De todos es conocido el debate que se arma cada que hay una Pasarela Cibeles o Madrid Fashion Week (o como quieran llamarla), con respecto al Índice de Masa Corporal considerado saludable para las modelos, que son precisamente eso, modelos que otras personas quieren imitar. Y claro, la inmensa mayoría de las mujeres no son talla 8. Casi todas las que veo por la calle, son más reales, con sus curvas de talla "hasta la 52" como la de esta campaña. Y me alegra saberlo, por las "gorditas, rellenitas, carnosas y rollizas".



Porque coincidencialmente recibo esta imagen de Alejandro Velásquez con un diseño de Alejandro Uribe y tardé un buen rato en fijarme en la ropa. La foto es muy buena, la escenografía un poco traída de los cabellos (cosas de los creativos publicitarios -imagino-), pero la modelo está demasiado delgada, como para gritarle por la calle la manida frase de: "¡Flacaaaa, tírame un hueso!". Hablé con el diseñador colombiano y salió en defensa de la modelo: "ella no es flaca, es talla 8, como la mayoría de las modelos de aquí" (Colombia). Y yo me pregunto si esa chica pasaría los cánones para una pasarela europea. Pero lo que quiero decir, lo importante, aparte de que para gustos los colores, es que me quedaría con Vicky, con cuerpo de mujer madura y cuidada, a la que seguramente, al abrazarla, se sentirían sus carnes y no la fragilidad de los huesos de la segunda.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Copyright 2009 Lo que (se) me ocurre. Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemesfree