lunes, 14 de abril de 2014

Infección

Odio a todas las putas
por andar vendiendo añoraciones falsas
en todas sus casas y sus calles.
Odio las misas mal oídas...
odio todas las mías.
Me odio, por no saber encontrar
mi misión verdadera. Por eso 
me odio...
Y a ustedes ¿les importa?

Sí, odio todo esto, todo esto, todo.
Y lo odio porque lucho por conseguirlo;
unas veces puedo vencer, otras no.
Por eso lo odio,
porque lucho por su compañía.
Lo odio porque odiar es querer
y aprender a amar. ¿Me entienden?
Lo odio, porque no he aprendido
a amar, y necesito de eso.
Por eso,
odio a todo el mundo,
no dejo de odiar a nadie,
a nada...
a nada,
a nadie,
¡sin excepción!

------------------------------------------------------------------------------------------------


Andrés Caicedo




"Odiar es querer sin amar. Querer es luchar por aquello que se desea y odiar es no poder alcanzar por lo que se lucha. Amar es desear todo, luchar por todo, y aún así, seguir con el heroísmo de continuar amando."

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Copyright 2009 Lo que (se) me ocurre. Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemesfree