martes, 17 de diciembre de 2013

Ángela mutilada

Ángela mutilada.

Ángela

Marionetas, grandes, quietas
con ellas no juega nadie,
pero si una sombra mala
de repente las borrase,
que dolor caería sobre Buenos Aires.

María Elena Walsh

A Ángela la instalaron una mañana de diciembre en la Plaza España de Zaragoza, junto a otros siete compañeros, supuestamente para el disfrute estético de los paseantes. Ella estaba allí, tan tranquila, con sus manos como dando una ofrenda, inmune al frío y a la niebla. Frente a ella pasaban turistas y naturales de la ciudad y ninguno quedaba indiferente. A su alrededor se congregaban los fotógrafos como ante la cantante de moda y se escuchaban diversos comentarios del tipo: Que si está muy delgada; pero claro, como es tan alta, que qué frío estará pasando ahí en bolas...Y alguno se preguntaba cuánto iban a durar ella y sus compañeros sin que los agredieran, al estar tan al alcance de la mano. Pues no han tardado ni dos días en agredirla. 

Quisiera creer que alguien quería sentarse en sus brazos, a lo mejor para sentirse arropado en una fría madrugada; pero también se me pasa por la mente cualquier grupo de chavales borrachos pasándose de graciosos, quizás porque nadie les ha enseñado algo de cultura, en un país llamado "del Primer Mundo", desarrollado y avanzado... Parece que aquí hay que confinar a las esculturas a altísimos pedestales o a los frisos de los edificios, para que no las miremos cara a cara sino para que ellas estén en las alturas mirando pasar a la gente, con sus prisas, sus cochecitos y sus botellones.

La escultura, de resinas y poliéster, ha sido retirada en la mañana de hoy martes y trasladada al taller de su autor, el escultor Alberto Gómez Ascaso para su restauración. Ojalá que Ángela vuelva a su lugar, a acompañar a sus siete compañeros de la serie: La Voluntad de la Suerte. Y que esta vez los zaragozanos demuestren que están a la altura de ciudadanos de países "del Tercer Mundo", donde las esculturas de Botero, por ejemplo, son queridas y cuidadas con esmero.


Joven Dionisos

Joven Dionisos y -al fondo- Les Temps des Cerises.

Mujer con manto azul

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Copyright 2009 Lo que (se) me ocurre. Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemesfree