sábado, 21 de diciembre de 2013

A propósito de la panela


Me invitó una prestigiosa familia a hacerles un taller en el Club el Nogal. Al llegar pedí lo que normalmente pido en mis conferencias – una jarra de agua de panela fría. El mesero me dijo: “Doctor, no tenemos agua de panela, tenemos Ice Tea”. Le respondí: no soy doctor, soy Pedro y el Ice tea es extranjero; el agua de panela es nuestra. No noté ninguna reacción y procedí a explicarle: 30 países producen panela y Colombia es el segundo productor mundial después de la India, pero somos el primer consumidor per capita en el mundo. La panela tiene vitamina A, B, C, D, calcio, hierro, sodio, fosforo y potasio. Es la segunda fuente de empleo agro en el país después del café – 350.000 campesinos viven de la panela. Y es un generador de paz. Los 357 municipios que la producen son municipios de paz. El mesero no se inmutó ante mis estadísticas y decidí tocarle una fibra sensible: “apuesto a que su abuelo producía panela”. El personaje me respondió: “Doctor, ya se la mando comprar.”
Al rato llegó el mesero (camarero) con la jarra de agua de panela fría y me sirvió el primer vaso, me lo tomé y le dije: “esto está delicioso, ustedes por que no sirven esto?” Él me dijo: “doctor es que no es de alcurnia tomar agua de panela, es que a la gente le da pena (vergüenza).”
¿Qué podría hacer un Gerente de Mercadeo de una empresa colombiana o extranjera, que pocos hacen, y que si lo hiciera haría una gran diferencia?
Propongo tres acciones concretas.
Descubrir activos ocultos – Colombia está llena de riqueza totalmente sub-aprovechada. Hace unos meses una canadiense que se hospedó en mi casa me decía:" wow, usted tiene bolas de jabón". Se refería al Jaboncillo o Chumbimbe con el que yo lavo la ropa. También quedó impresionada que lavo las ollas con estropajo.
Me encanta ver cómo en restaurantes como Leo Cava y Cocina, MiniMal y Wok utilizan materias primas colombianas poco conocidas como la Pinguüa, los Cubios y las hormigas culonas. Me encantó cuando manejaba McDonalds poder apalancar activos ocultos como la banda musical del batallón Guardia Presidencial para las aperturas de los restaurantes.
Visibilizar a los invisibles e incluir a los excluídos – Me contó recientemente una amiga que el gerente de recursos humanos de Leonisa tiene una práctica bien interesante: cuando está entrevistando un candidato le ofrece algo de tomar y llama por teléfono a Rosa, la señora de los tintos (cafés), y hace el pedido. Cuando llega el pedido observa el comportamiento del candidato. Si la persona le da las gracias a Rosa por la bebida, la entrevista continúa. Si por lo contrario la persona “invisibiliza” a Rosa, el gerente da por terminada la entrevista y le explica que Leonisa es una empresa que valora profundamente su gente.
Si sabemos que Colombia es la tercera nación mas inequitativa del planeta, y si somos conscientes de que la exclusión es una de las causas principales de violencia en Colombia, qué importante es aprender de buenas prácticas como esta de Leonisa en todos los comportamientos, campañas y conversaciones de la empresa. Un ejemplo de esto está en los modelos que utilizamos en los comerciales.
Expandir la red de relaciones para lograr diversidad - Si Colombia tiene 67 lenguas, 102 etnias indígenas según los indígenas, 84 según el gobierno, y una diversidad fascinante de razas y orígenes geográficos, qué valioso sería incluir sus insights en todo lo que hacemos. Recientemente estuve en un taller de Isabel Londoño sobre networking y ella nos reforzaba que este concepto tan mal entendido arranca por un principio que es el de preguntarse qué puedo yo darle al otro. Y para poder darle al otro me tengo que llenar yo primero. Hacer esto implica cambiar algunos modelos mentales: no sea metido, ande con gente igual a usted, el otro es el que debe iniciar el contacto, la gente no está interesada en mi. La vida se vuelve mucho mas divertida cuando uno se rodea de gente diferente a uno y así mismo las estrategias de mercadeo se oxigenan.
Yo pienso que el día que un gran multinacional lance la panela con un nombre sexy: "Le Panela", en una botella grande con una etiqueta vistosa, a un precio bien alto; ese día le gustará la panela a muchos colombianos. Yo no espero hasta ese día. En la oficina de Yo Creo en Colombia, servimos elixir de la felicidad, que es agua de panela fría con un polvito mágico que sube la energía, sube las defensas, sube el apetito sexual, baja el colesterol y limpia todo el sistema respiratorio: el jengibre. La consumo con frecuencia y la pido en todos lados. Ya logramos que Crepes and Waffles y Wok sirvan panela. Sueño ahora con que las aerolíneas las sirvan, si todos la pedimos, lo lograremos… y así ayudaremos a que la gente del campo se quede en el campo.
Pedro Medina - Presidente de YoCreoEnColombia


0 comentarios:

Publicar un comentario