domingo, 12 de mayo de 2013

Palabras de fortaleza para un hombre desanimado


A veces llegan mensajes múltiples o cadenas por internet o Whatsapp, de esos que hay que reenviar a doce amigos o si no tendrás mala suerte y cientos de chorradas más. Pero de tanto en tanto llega alguno en el momento que lo necesitas, para retomar fuerza y ánimo para retomar la lucha cuando estás a punto de tirar la toalla. Este, que transcribo a continuación, con alguna modificación, lo he recibido de una entrañable Amiga y lo comparto con la esperanza de que a quienes lo lean les motive tanto como a mi a seguir en dura tarea de Vivir. Gracias Amn.


William Shakespeare decía: Siempre me siento feliz. ¿Sabes por qué? Porque no espero nada de nadie; esperar siempre duele.

Los problemas no son eternos, siempre tienen solución; lo único que no se resuelve es la Muerte.

No permitas que nadie te insulte, te humille o te baje la autoestima. Los gritos son el arma de los cobardes, de los que no tienen la razón.

Siempre encontraremos gente que te quiere culpar de sus fracasos, y cada quien tiene lo que se merece.

Hay que ser fuertes y levantarse de los tropiezos que nos pone la vida para avisarnos que después de un túnel oscuro y lleno de soledad vienen cosas muy buenas. "No hay mal que por bien no venga".

Por eso, disfruta la vida porque es muy corta, por eso ámala, sé feliz y siempre sonríe. Sólo vive intensamente para ti y por ti. Recuerda:

Antes de discutir, respira.
Antes de hablar, escucha.
Antes de criticar, examínate.
Antes de escribir, piensa.
Antes de herir, siente.
Antes de rendirte, intenta.
Antes de morir, vive.


La mejor relación no es aquella que une a personas perfectas, sino aquella en que cada individuo aprende a vivir  con los defectos de los demás y admirar sus cualidades. Quien no valora lo que tiene, algún día se lamentará por haberlo perdido y quien hace mal algún día recibirá su merecido  Si quieres ser feliz, haz feliz a alguien; si quieres recibir, da un poco de ti; rodéate de buenas personas y sé una de ellas.

Recuerda: a veces de quien menos esperas es quien te hará vivir buenas experiencias. Nunca arruines tu presente por un pasado que no tiene futuro. Una persona fuerte sabe como mantener en orden su vida. Aun con lágrimas en los ojos, se las arregla para decir con una sonrisa: "¡Estoy bien!".

2 comentarios:

niko dijo...

Ok, "¡Estoy bien!" ya lo dije, ya lo pense, me falta lo peor creerlo... no quisiera ni imaginar que estas mal, eso no charlando...

carito dijo...

Necesito aprender a ser feliz con lo que Dios me ha dado

Publicar un comentario