martes, 27 de marzo de 2012

¿Censura? ¡Ni de coña!

Leí en el blog Sin la Venia, del abogado gijonés Fernando de Silva-Cienfuegos, un interesante post sobre la censura en los tiempos modernos. A propósito de una fotografía de Robert Mappelthorpe censurada en Facebook por considerar -no se quién- que es "inapropiada y excesivamente explícita", dice el autor:


"La red social más famosa de nuestros tiempos no entiende de arte, y sus directivos demuestran tener una mente enferma para sentirse “provocados” por esta imagen.

Robert Mappelthorpe, fallecido en 1989, es un fotógrafo que provoca con sus imágenes, pero resulta curioso que sea una de sus fotos más inocentes la que ha conseguido el privilegio de ser censurada.

Esta fotografía, que retrata la baja espalda del bailarín clásico Peter Reed, muerto en 1986, había sido elegida por la banda neoyorquina Scissor Sisters para promocionar su nuevo álbum Night Work. Entendían que ilustraba perfectamente el espíritu del disco al reflejar el esfuerzo y el sudor, la sensualidad y la parte física, el trabajo y la danza. La censura impide su promoción en Facebook, pero ha conseguido una publicidad gratuita que recorrerá el mundo, y hará famoso a un grupo para muchos -entre los que me incluyo- desconocido..."

Esta información me recuerda algunos incidentes que he tenido con mis trabajos fotográficos, y aclaro que nunca me he considerado lo que llaman "provocador". No entiendo que el cuerpo masculino sea más "transgresor" en su desnudez que el de la mujer. No comparto la idea de que la representación masculina en un desnudo frontal, en la fotografía o en el cine, sea "agresivo" y el de la mujer, sin embargo, sea "estético". Me indigna que Google, Facebook, Blogger o cualquier otra red ponga avisos acerca de las imágenes religiosas -clásicas o modernas- donde aparezcan desnudos, trátese de San Sebastián, de Jesucristo (que según la Biblia fue despojado de sus vestiduras en el Calvario) o de un deportista.
El culo no es agresivo
Y tampoco entendí y por ello armé "la de Dios" cuando en el Instituto de Bellas Artes trataron de impedir que exhibiera una fotografía de un semidesnudo frontal y no la del trasero. Ni la cara de sorpresa de un rector que recién posesionado puso una cara de sota (o de seta) en la inauguración de una exposición donde yo, como profesor, participaba con tres imágenes de desnudos masculinos. Ni que otro de los directivos casi se fuese de espaldas por otra en la que toda la exhibición, titulada "Es el cuerpo lo que quiero decir", todos los modelos eran hombres (25 para ser exactos).  

Ellos, profesores y directivos de una academia de formación de artistas, los que se suponen deben expresarse con libertad, hubiesen pretendido que no exhibiera la foto de la discordia. Pues no. ¡O exhiben las dos o no exhiben ninguna! Me negué, y me niego ahora, a no expresarme libremente, digan lo que digan Facebook, Google, Blogger o cualquier junta de censura, liga de la decencia o mentes retorcidas. Mejor la pongo a dormir en mis archivos, hasta que haya cabezas más libres.  

La foto de la discordia



lunes, 26 de marzo de 2012

Unicornio de porcelana


Bastan tres minutos para condensar toda una historia de amor y amistad que reúne los más valiosos elementos que podemos desear en la vida: defensa del débil, justicia, generosidad, superación de dificultades, espera, reencuentro... Tres minutos que explican más que cien libros. 

Porcelan Unicorn, fue el gran ganador del premio de la Competición "Tell it your Way" (Cuéntalo a tu manera) en la categoría de Drama, efectuado en Septiembre de 2010, y patrocinado por la firma Phillips a través de YouTube. Los participantes tenían libertad de expresión y podían elegir cualquier tema que quisieran. Pero había dos reglas muy estrictas: Los cortometrajes tenían que tener exactamente seis líneas de diálogo, así como en las películas de Líneas Paralelas, y además, no podían durar más de tres minutos. Ridley Scott, director conocido por películas como Blade Runner y Gladiador,  fue el encargado de seleccionar la película ganadora de entre cinco finalistas que habían sido previamente seleccionadas por los visitantes del popular sitio de videos de entre 600 cortometrajes participantes.


Keegan Wilcox,
el director.
El Unicornio de Porcelana, dirigida por el estadounidense Keegan Wilcox, une lo más oscuro de la historia con lo más profundo del alma humana. Una historia tierna. Una vuelta atrás en el tiempo. Recuerdos tristes. Una deuda de más de sesenta años. Corren los segundos, pasan los días, discurren los años, pero hay cosas que no se olvidan. Los hombres y las mujeres se forjan desde que nacen, desde la infancia

sábado, 24 de marzo de 2012

Miedo, tengo miedo


Hay muchas cosas que temer en este mundo,

pero nuestros miedos no tienen que ver con horribles máscaras,
con arañas de plástico o con monstruos artificiales.

No,
son nuestros pensamientos los que más nos aterran...
¿y si se arrepiente de su decisión?
¿y si de verdad es infeliz?
¿y si la posibilidad de un amor ha pasado para siempre?.

Y ¿cómo podemos superar esos pensamientos tan terribles?
Recordando siempre que...
aquello que no nos mata nos hace más fuertes.

Mujeres Desesperadas

viernes, 23 de marzo de 2012

El poder del amor



Es imposible comprender el poder que tiene el amor,
puede sostenernos en tiempos duros,
o motivarnos para hacer extraordinarios sacrificios,
puede obligar a hombres decentes a cometer las fechorías más siniestras,
o empujar a mujeres corrientes a buscar verdades ocultas,
y mucho después de que hayamos desaparecido,
el amor permanece grabado a fuego en nuestra memoria.
Todos buscamos el amor,
pero algunos después de haberlo encontrado deseamos no haberlo hecho.


Mujeres Desesperadas

miércoles, 21 de marzo de 2012

El Amor dura... ¡Y duele!


"A veces el amor dura,
pero otras, en cambio, duele".

Someone like you. Adele

martes, 20 de marzo de 2012

¡Albricias! ¡Llegó la primavera!


 ¡Ya está aquí la primavera!


 (Dicen que la sangre altera)



¡El cielo rabiosamente azul de Zaragoza,
  y los almendros repletos de flores
han vuelto!

lunes, 19 de marzo de 2012

Donde digo Digo, digo Diego... O ¿cómo intepretar el lenguaje masculino?

Trae la sección tendencias de Chueca.com un interesante artículo sobre el lenguaje en las relaciones "entre hombres" cuando recién se conocen y establecen contacto. No parece muy diferente al de los "heterosexuales". Los seres humanos nos comportamos igual en estas cosas del querer, cuando sucede aquello de quien yo quiero no me quiere y viceversa, cuando nos vemos, nos conocemos, nos gustamos, nos vamos a la cama y, al día siguiente de una noche apasionadamente loca, buscamos alguna excusa políticamente correcta, para darle a entender al otro que no corra a comprarse un traje de boda ni a hacer una copia de la llave del apartamento ni a dejar otro cepillo de dientes en el baño.

¿Qué significa lo que me está diciendo? Sales una noche, triunfas, conquistas, acabáis en la cama, todo va fenomenal y de repente, todo cambia, desaparece de tu vida y no vuelves a saber nada más de él. Guste o no guste, el mundo de los hombres es un misterio y lo que se pasa por sus cabezas en cada momento mucho más. Porque las palabras no siempre significan lo que ellos están pensando realmente.



Disfrutemos al máximo del momento.

Significado: Estoy muy a gusto contigo, me encanta pasar buenos ratos a tu lado pero esto es sólo un rollito. En cuanto me canse de ti o te pongas romanticón, lo típico, si te he visto no me acuerdo.

Te llamo un día de éstos.

Significado: Me gustas pero no tanto como para plantearme algo más contigo y dejar que seas tú la persona en la que piense cada mañana y cada noche.

He perdido tu número

Significado: Lo nuestro no ha estado nada mal pero con una noche es suficiente. No pienso volver a repetir contigo. ¡Lo siento!

Ya tengo planes


Significado: Eres un cielo, me encanta estar contigo pero... necesito mi espacio. Quiero estar con mis colegas, riendo, bebiendo y que tú no estés ni me llames por teléfono. ¡Respétalo!

Si voy te aviso", "si puedo me paso"...

Significado:  No es que no quiera ir pero me da pereza. No me motiva ni me pones lo suficiente como para alegrarte con mi presencia. Olvídate de mí.

"El problema es mío","Eres maravilloso pero ahora no es mi momento",   "Tengo una coraza, no quiero que me hagan daño".


Significado: No estás mal, podrías llegar a gustarme pero quiero seguir conociendo a más tíos. Ahora no quiero compromiso.

Qué simpático es tu amigo

Significado: No sólo le ha gustado uno o varios de tus amigos sino que si pudiera, si no estuvieras delante, incluso le lanzaría la caña a ver si pesca algo.

No quiero hacerte daño

Significado: Todo tiene un principio y un final, amigo. Hemos estado muy bien juntos, nos hemos divertido pero esta historia ya no me aporta nada. Quiero conocer a gente nueva.

Puntillazo final: Aquí es donde el que estaba "coladito"  se resigna patéticamente diciendo: "Pero ¿podemos quedar como amigos?"

sábado, 17 de marzo de 2012

Lo que quiero ahora


Ángeles Caso
Recibí este texto de Ángeles Caso y al leerlo no podía dejar de pensar en cuánta razón tiene esta periodista-escritora, que hasta ahora no conocía. Comparto con ella todas y cada una de sus ideas, que me llegan en el momento justo en que necesito más ánimo personal y fe en la vida que de costumbre. Aunque el artículo pueda leerse en internet, quiero postearlo hoy, sin más añadidos por mi parte.

"Será porque tres de mis más queridos amigos se han enfrentado inesperadamente estas navidades a enfermedades gravísimas. O porque, por suerte para mí, mi compañero es un hombre que no posee nada material pero tiene el corazón y la cabeza más sanos que he conocido y cada día aprendo de él algo valioso. O tal vez porque, a estas alturas de mi existencia, he vivido ya las suficientes horas buenas y horas malas como para empezar a colocar las cosas en su sitio. Será, quizás, porque algún bendito ángel de la sabiduría ha pasado por aquí cerca y ha dejado llegar una bocanada de su aliento hacia mí. El caso es que tengo la sensación –al menos la sensación- de que empiezo a entender un poco de qué va esto llamado vida.

Casi nada de lo que creemos que es importante me lo parece. Ni el éxito, ni el poder, ni el dinero, más allá de lo imprescindible para vivir con dignidad. Paso de las coronas de laureles y de los halagos sucios. Igual que paso del fango de la envidia, de la maledicencia y el juicio ajeno. Aparto a los quejumbrosos y malhumorados, a los egoístas y ambiciosos que aspiran a reposar en tumbas llenas de honores y cuentas bancarias, sobre las que nadie derramará una sola lágrima en la que quepa una partícula minúscula de pena verdadera. Detesto los coches de lujo que ensucian el mundo, los abrigos de piel arrancados de un cuerpo vivo y palpitante, la joyas fabricadas sobre penalidades de hombres esclavos que padecen en las minas de esmeraldas y de oro a cambio de un pedazo de pan.

Rechazo el cinismo de una sociedad que solo piensa en su propio bienestar y se desentiende del malestar de los otros, a base del cual construye su derroche. Y a los malditos indiferentes que nunca se meten en líos. Señalo con el dedo a los hipócritas que depositan una moneda en las huchas de las misiones pero no comparten la mesa con un inmigrante. A los que te aplauden cuando eres reina y te abandonan cuando te salen pústulas. A los que creen que solo es importante tener y exhibir, en lugar de sentir, pensar y ser.

Y ahora, ahora, en este momento de mi vida, no quiero casi nada. Tan solo la ternura de mi amor y la gloriosa compañía de mis amigos. Unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irme a la cama. El recuerdo dulce de mis muertos. Un par de árboles al otro lado de los cristales y un pedazo de cielo al que se asomen la luz y la noche. El mejor verso del mundo y la más hermosa de las músicas. Por lo demás, podría comer patatas cocidas y dormir en el suelo mientras mi conciencia esté tranquila.

También quiero, eso sí, mantener la libertad y el espíritu crítico por los que pago con gusto todo el precio que haya que pagar. Quiero toda la serenidad para sobrellevar el dolor y toda la alegría para disfrutar de lo bueno. Un instante de belleza a diario. Echar desesperadamente de menos a los que tengan que irse porque tuve la suerte de haberlos tenido a mi lado. No estar jamás de vuelta de nada. Seguir llorando cada vez que algo lo merezca, pero no quejarme de ninguna tontería. No convertirme nunca, nunca, en una mujer amargada, pase lo que pase. Y que el día en que me toque esfumarme, un puñadito de personas piense que valió la pena que yo anduviera un rato por aquí. Solo quiero eso. Casi nada. O todo."


viernes, 16 de marzo de 2012

¿Podré perdonar(me)?


"Me libero del odio por medio del perdón y del amor. Entiendo que el sufrimiento, cuando no se puede evitar, está aquí para hacerme avanzar hacia la gloria. Comprendo que todo se entrelaza, todas las carreteras convergen, todos los ríos caminan hacia el mismo mar. Por eso, en este momento soy el instrumento del perdón. (...)

Perdono:

Las lágrimas que me han hecho verter. Los dolores y las decepciones. Las traiciones y las mentiras. Las calumnias y las intrigas. El odio y la persecución. Los golpes que me hirieron. Los sueños destruídos. Las esperanzas muertas. El desamor y los celos. La indiferencia y la mala voluntad. La injusticia en nombre de la justicia. La cólera y los malos tratos. La negligencia y el olvido. El mundo, con todo su mal. (...)

También me perdono a mí mismo(a). Que los infortunios del pasado dejen de ser un peso en mi corazón. En lugar de la lástima y del resentimiento, pongo la comprensión y el entendimiento. En lugar del dolor, pongo el olvido. En lugar de la venganza, pongo la victoria.

Seré naturalmente capaz de amar por encima de todo desamor, de dar aún desposeído(a) de todo, de trabajar alegremente incluso a pesar de todos los impedimentos, de tender la mano a pesar de la más completa soledad y abandono, de secar lágrimas aún llorando, de creer aun siendo desacreditado(a).

Así es. Así será."

jueves, 15 de marzo de 2012

Todo lo que necesito

"Todo lo que necesito en este momento es un abrazo. Un gesto tan antiguo como la humanidad, y que significa mucho màs que el encuentro de dos cuerpos. Un abrazo quiere decir: no me amenazas, no tengo miedo de estar tan cerca, puedo relajarme, sentirme en casa, estoy protegido y alguien me comprende. Dice la tradición que cada vez que abrazamos de verdad a alguien, ganamos un día de vida. Por favor, hazlo ahora."

Aleph, Paulo Coelho

miércoles, 14 de marzo de 2012

El Amor es como un río



Río de los Cinco Colores,
Sierra de la Macarena, Meta (Colombia)
"-El amor es más grande que una persona.

-Sí. Pero el amor está hecho de elecciones.

-Yo te amo. Te amo porque todos los amores del mundo  son como ríos diferentes que van hacia un mismo lago, y allí se encuentran y se transforman en un amor único que se hace lluvia y bendice la tierra.

Yo te amo como un río, que crea las condiciones para que la vegetación y las flores crezcan por donde él pasa. Yo te amo con un río, que da de beber al que tiene sed y transporta a la gente a donde quiere llegar.
 
Parque Nacional Jirijirimo,
Vaupés, Colombia.
Yo te amo con un río, que entiende que tiene que correr de manera distinta en una cascada y aprender a reposar en una depresión del terreno. Yo te amo porque todos nacemos en el mismo lugar, en la misma fuente, que sigue alimentándonos siempre con más agua. Así, cuando somos débiles todo lo que tenemos que hacer es esperar un poco. Vuelve la primavera, las nieves del invierno se derriten y vuelven a llenarnos de nueva energía.

Yo te amo como un río que empieza solitario y débil en una montaña, poco a poco va creciendo y uniéndose a otros ríos que se acercan hasta que, a partir de un determinado momento, puede evitar cualquier obstáculo para llegar a donde desea.

 Entonces, yo recibo tu amor y te entrego mi amor. No el amor de un hombre por una mujer, no el amor de un padre por su hija, no el amor de Dios por sus criaturas. Sino un amor sin nombre, sin explicación, como un río que no puede explicar su curso, simplemente sigue adelante. Un amor que no pide y que no da nada a cambio, simplemente se manifiesta. Nunca voy a ser tuyo, tú nunca vas a ser mía, pero aún así puedo decir: Yo te amo, yo te amo, yo te amo.


lunes, 12 de marzo de 2012

No soy extranjero


"No soy un extranjero porque no me pasé el tiempo rezando para volver seguro, no perdí el tiempo imaginando cómo estaría mi casa, mi mesa, mi lado de la cama. No soy un extranjero porque todos viajamos, tenemos las mismas preguntas, el mismo cansancio, los mismos miedos, el mismo egoísmo y la misma generosidad. No soy extranjero porque, cuando necesité, recibí. Cuando llamé, la puerta se abrió. Cuando busqué, encontré lo que buscaba... no soy y nunca seré un extranjero."


Terminé de leer anoche este libro de uno de mis escritores favoritos. Muchas veces una canción, un libro, una película, llegan a nuestra mente y a nuestro corazón en el momento justo. Aleph me ha puesto el dedo en la herida. Ahora, cuando el futuro es incierto, cuando me siento extraño, cuando no sé a dónde iré a parar ni que hago donde estoy. "A veces hay que ir lejos antes de comprender lo que está cerca", dice Coelho. Este libro, que narra una experiencia de vida, en un largo viaje en el tren transiberiano, me mueve la necesidad de que todo vuelva a tener sentido, que los trozos de mi vida, dispersos por ahí, vuelvan a encajar, que viaje de nuevo en busca de nuevas páginas para reescribir mi destino.

miércoles, 7 de marzo de 2012

De violaciones y machistas

SUCESOS


Un médico se enfrenta a 9 años de cárcel
por la presunta violación de una visitadora médica

 
 
Mientras leo el periódico y bebo el café de la mañana en el bar, se me acerca uno de los clientes habituales para mirar las esquelas del día. Así como otros abren el periódico por la página del horóscopo, este hombre mayor se va tranquilo a su trabajo después de beberse dos vinos tintos con su bocadillo y comprobar que hoy no es el día de su funeral. Cuando se me acerca, tengo el periódico abierto en la página con la noticia que encabeza este post. Me pregunta cuántos años le van a caer a la agredida, a lo que nos quedamos atónitos todos los presentes, entre ellos una mujer. Le preguntamos el por qué de su pregunta y el hombre se extiende en explicar -según su opinión- que es prácticamente imposible que una mujer sea agredida sexualmente, que seguramente ante el roce o forcejeo se excita y consiente el acto sexual.
 
Nos hemos quedado viendo estrellas y asteroides ante semejante concepto. Le leo más datos de la noticia, ya que se ha quedado en el titular, incluyendo el parte de lesiones físicas aportadas al juicio y los antecedentes de los hechos. Le explico que para un hombre, por su fortaleza corporal es más fácil someter a una mujer y que cada persona reacciona de distinta forma ante una agresión. Él insiste en que la mujer (y en esto mete en el mismo saco a todas) consiente.
 
Recuerdo que alguna vez se enfadó porque el dueño, camarero y amigo del bar le dijo que le presentara a sus nietas. Se puso como una hiena, pensando que lo que buscaba con sus chicas era "llevárselas al huerto". Asocio estos dos hechos con aquellos "machos" que dicen que "todas las mujeres son putas, excepto mi madre, mis hermanas y mis hijas". Pero a las demás las violan porque se dejan, porque les gusta.
 
La mujer que estaba en el bar se quedó en silencio, pensando que si el hombre tuviera 20 años menos, le hubiera dando un guantazo de mano abierta que lo dejase mirando a oriente. Yo sentí vergüenza ajena, por la mujer presente en esta discusión, por las mujeres en general y por la violada; vergüenza de los que piensan como este abuelo, que creen que una mujer es sólo un trozo de carne a disposición de hombres enfermos.
 
¡Cómo está el patio! Y yo que pensaba que estábamos en el siglo XXI y que hacía milenios se habían extinguido los cavernícolas que sacaban a pasear a "sus mujeres" arrastrándolas por los cabellos.