jueves, 27 de enero de 2011

Doritos... Otra marca que se suma al mercado gay

Doritos, la conocida marca de nachos, también se ha unido a la lucha para atrapar más consumidores a través de la publicidad gayfriendly. Esta vez se ha abierto un concurso de ideas, dentro de las cuales se destacan estas dos propuestas.

"Te lo dije": Así se llama esta creación presentada al concurso que ha hecho la marca Doritos para seleccionar un spot publicitario que los represente en la Superbowl, gran evento deportivo en los Estados Unidos y uno de los mejores espacios para publicitar productos, por su millonaria audiencia.

Aunque dudamos que al final sea el seleccionado, pues las leyes restrictivas sobre el contenido de la publicidad en estos espectáculos es muy puritana y restrictiva -recuerda el pecho de Janet Jackson-, el anuncio es bastante gracioso.

domingo, 9 de enero de 2011

Jean Paul Gautier, ¿marca gay?

Ya había hablado alguna vez sobre la publicidad dirigida a público gay y de las marcas comerciales gayfriendly, por aquello del poder adquisitivo y el estilo de vida de ese sector. Por estos días se exhiben en la televisión dos nuevos spots de la conocida fragancia de Jean Paul Gaultier; en uno de ellos la chica abandona la cama que comparte con su pareja, dejándole en sábanas y almohadas la fragancia y el recuerdo. En el otro la escena es al contrario: el chico es quien se marcha dejando el mismo efecto.

Me he encontrado en YouTube un montaje del mismo anuncio, pero esta vez es un hombre el que abandona el lecho de otro. ¡Bastante original!

(Si quieres ver más ejemplos, pásate por la etiqueta "Publicidad" de este blog).



lunes, 3 de enero de 2011

Cuando el cuerpo grita lo que la boca calla

"La enfermedad es un conflicto entre la personalidad y el alma". Dr. Bach

Muchas veces...

El resfrío "chorrea" cuando el cuerpo no llora.

El dolor de garganta "tapona" cuando no es posible comunicar las aflicciones.

El estómago "arde" cuando las rabias no consiguen salir.

La diabetes "invade" cuando la soledad duele.

El cuerpo "engorda" cuando la insatisfacción aprieta.

El dolor de cabeza "deprime" cuando las dudas aumentan.

El corazón se "afloja" cuando el sentido de la vida parece terminar.

La "alergia" aparece cuando el perfeccionismo está intolerable.

Las uñas se "quiebran" cuando las defensas están amenazadas.

El pecho "aprieta" cuando el orgullo esclaviza.

La presión "sube" cuando el miedo aprisiona.

Las neurosis "paralizan" cuando el niño interior tiraniza.

La fiebre "calienta" cuando las defensas explotan las fronteras de la inmunidad.

Y tus dolores "callados", ¿cómo "hablan" en tu cuerpo?

Elige alguien que te pueda ayudar a "organizar las ideas", "armonizar las sensaciones" y recuperar la alegría.

Todos precisamos saludablemente de "un oyente interesado".

Pero todo depende, principalmente, de nuestro esfuerzo personal para hacer que sucedan mudanzas en nuestra vida.

sábado, 1 de enero de 2011

Los tres últimos deseos de Alejandro El Grande

Encontrándose al borde de la muerte, Alejandro convocó a sus generales y les comunicó sus tres últimos deseos:

1 - Que su ataúd fuese llevado en hombros y transportado por los mejores médicos de la época.

2 - Que los tesoros que había conquistado (plata, oro, piedras preciosas), fueran esparcidos por el camino hasta su tumba, y...

3 - Que sus manos quedaran balanceándose en el aire, fuera del ataúd, y a la vista de todos.

Uno de sus generales, asombrado por tan insólitos deseos, le preguntó a Alejandro cuáles eran sus razones.

Alejandro le explicó:

1 - Quiero que los más eminentes médicos carguen mi ataúd para así mostrar que ellos no tienen, ante la muerte, el poder de curar..

2 - Quiero que el suelo sea cubierto por mis tesoros para que todos puedan ver que los bienes materiales aquí conquistados, aquí permanecen.

3 - Quiero que mis manos se balanceen al viento, para que las personas puedan ver que vinimos con las manos vacías, y con las manos vacías partimos, cuando se nos termina el más valioso tesoro que es el tiempo.

Al morir nada material te llevas, aunque creo que las buenas acciones son una especie de cheques de viajero.

El tiempo es el tesoro más valioso que tenemos porque es limitado. Podemos producir más dinero, pero no más tiempo. Cuando le dedicamos tiempo a una persona, le estamos entregando una porción de nuestra vida que nunca podremos recuperar, nuestro tiempo es nuestra vida. El mejor regalo que le puedes dar a alguien es tu tiempo y siempre se le regala a la familia o a un buen amigo.
 
Copyright 2009 Lo que (se) me ocurre. Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemesfree