lunes, 31 de agosto de 2009

Y tú, ¿qué haces por tu país?

El siguiente video fue elaborado para llamar la conciencia de los mexicanos, pero sentimos que nos habla a todos los latinos. Hay necesidad de tener conciencia ciudadana, valores personales y mucho más que levante nuestros paises. ¡No es coincidencia! Definitivamente la cultura política y social de muchos países se palpa en esta reflexión.

Míralo. Opina. Reflexiona. Actúa como un ciudadano que quiere lo mejor para su país y reenvíalo a más latinos para que nos concienticemos de que somos los responsables de lo que pasa con nuestra tierra.

domingo, 30 de agosto de 2009

Palabras copiadas: El día que te merezca

Acabo de terminar de leer el segundo libro de Risto Mejide, El Sentimiento Negativo. Me llenó de pensamientos profundos. Me movió de lugar algunos conceptos. Me removió emociones y sentimientos. La opinión que tenía de este publicista, tras conocerlo por la tele como jurado insoportable de un concurso de supuestos nuevos talentos musicales -tema para otro post-, ha cambiado a positiva después de leer su libro. Hoy quiero transcribir aquí uno de los capítulos que más me impactó. Porque es como la vida misma. Porque es como lo que quiero decir y no me dejan. (Los resaltados en negrilla son míos).


El día que te merezca seré una persona increíble. El día que te merezca seré, de lo bueno, lo mejor. Me admirarás casi tanto como yo te admiro, me envidiarás casi tanto como yo a ti hoy. Los pajaritos se dejarán de cantar babosadas, las nubes de levantarán cachondas perdidas y las vírgenes suicidas abandonarán sus dos vocaciones de un polvazo y sin dilación. Todo eso el día que yo te merezca, todo eso el día que tú te merezcas algo como yo.

El día que te merezca habré hecho tanto por ti como lo que tú ya has hecho por mí. Poner cara de que estás conmigo cuando nadie más lo está. Y ponerla hasta partírtela si hace falta por cualquier tontería indefendible que se me caiga de la boca. Hacer ver que tengo razón aun cuando ya hace rato que me la quitan de las manos, oiga. Y aflojármela un poco cuando ya hace tiempo que se me estaba atragantando. Nuestra amistad dará por fin balance cero, pero un cero con muchos unos a su izquierda y bien relleno de aparentes sobras, como todo buen relleno.

Y es que el día que te merezca, al resto del mundo que le den. Esta sensación de no llamarte ni oírte ni verte lo suficiente no creo que desaparezca, pero como mínimo tendré claro que a ti también te compensa.

Ya sé que nada cambiará demasiado por tu parte el día que te merezca. Seguirás sin exigir tu cambio, como hasta ahora. Seguirás al otro lado de mis cosas, como hasta siempre. Con la distancia prudencial del que viaja todo el trayecto por el carril de al lado, exactamente a la misma velocidad, seguramente hacia cualquier destino menos el mío. Pero mira, igual para entonces ya me siento mejor, por estar dando a la altura de lo que llevo recibiendo durante todo este tiempo.

Mientras tanto, tendrás que conformarte con lo que hay. Mientras tanto, tendrás que perdonarme si sigo siendo fecha en tu calendario, inversión al cero por ciento de interés, llamada perdida de tanto en tanto que te recuerda que tenemos que quedar, y ese encuentro esporádico con todas las garantías de poder retomar las cosas justo en el punto donde las dejamos.

Ahora que lo pienso, es difícil que llegue el día en que te merezca.

La entropía no deja de ser la religión de la naturaleza, la asimetría, su liturgia, y lo natural, este equilibrio catódico entre cosas muy desequilibradas que tienden a desordenarse juntas. Y las personas, las relaciones, las amistades y hasta las cosas más descojonantes, como la pareja, representan equilibrios jodidamente inestables, imposibles, contradictorios... aunque necesarios.

(...)

A lo que iba.

El día que te merezca te llamaré amigo.
El día que te merezca, te llamaré.

martes, 25 de agosto de 2009

Miró en el cielo de los gatos

Diego me lo tenía de sorpresa una noche a mi regreso del trabajo. Lo encontré acurrucado en un pequeño espacio entre el lavabo y un armario. Sólo tenía unas semanas de vida y era una bolita pequeña de pelos blancos y negros. Lo llamamos Miró y siempre fue un lindo y buen gatito. Se comportaba bien, no arañaba los muebles, nunca rompió nada y era muy mimoso con sus dueños y con las visitas. El único mal que hizo en su vida fue a causa de su llegada a la edad adulta. Marcó su territorio en el primer celo, con el característico orín amoniacal, sobre mi nueva cazadora de piel... y esto le costó sus huevos, es decir, la castración. Así que era virgen, casto y puro.

Luego, cuando me decidí a vivir solo, me lo traje conmigo. Se convirtió en mi compañero de piso. Dicen que los gatos no viven en nuestra casa sino que ellos nos permiten a los humanos vivir en la suya. Y nos llevamos muy bien. Cotilleaba las bolsas que traía de la calle. Me ronroneaba entre las piernas mientras desayunaba, dormía la siesta conmigo y se echaba una cabeceadita en la alfombrilla del baño mientras me afeitaba cada mañana. No era un minino esquivo, de los que se esconde cuando llega alguien a casa. Al contrario, era un confianzudo que en minutos se tumbaba en el regazo de quien le caía bien (eso si, selectivo el chaval).

Gozó de cabal salud, excepto por el accidente en que se rompió una pata por quedarse dormido en el alféizar de la ventana y caer al patio de vecinos. Vaya carreras me hizo dar a urgencias y a cirugía. Pero, como buen felino, en un día ya estaba caminando por todas partes. Pero, al cabo de sus 7 años, ha tenido una dolencia en su hígado de la que se negó a recuperarse. De nada valieron tratamientos, una semana de hospitalización, alimentación intravenosa, inyecciones, pastillas y muchos mimos. Se negaba a comer lo cual era fatal porque colapsaba su hígado. Le vi deprimido, negándose a mirar a nadie (ni veterinarios ni amigos), no comió nada por su propia voluntad; cuando volvió a casa solo la recorrió por todas partes y se buscó un rincón donde enrollarse y quedarse inmóvil.

Después de mucho pensarlo, de semanas de intentar recuperar su salud, he tomado la decisión de que no puedo dejarlo vivir así (si eso es vivir) . Miró, casi como una persona, decidió no luchar más por una de sus siete vidas. Esta tarde me despedí de él, lo alcé en brazos y le hablé como siempre. Me despedí y le achuché aunque no me mirase. Le llevé por última vez a la consulta del veterinario para que le practicaran la eutanasia activa. Me aseguraron que no sufriría. Que moriría en medio del sueño. No quise ver cómo le inyectaban. Regresé a casa y por primera vez, al cruzar la puerta, no tenía a quien dirigirle la palabra. Ya no volveré a oír cómo me contestaba, a su manera, cuando le hablaba. Ya no está tumbado en el sofá. Ya no me tira su juguete para que se lo lance y me lo regrese. Ya Miró no está aquí.

Aunque suene cursi, estará en el cielo de los gatos.

domingo, 23 de agosto de 2009

Los besos no caducan

En estos tiempos de pandemia de gripe A, los dirigentes han sugerido campañas para evitar contagios: No toques, no abraces, no beses, lávate las manos, cuidado con lo que tocas... Usa mascarillas, guantes de látex... Están convirtiéndonos en candidatos a encerrarnos en cápsulas y pienso si a alguien se le ocurrirá fabricar condones de cuerpo entero para volvernos estériles e inmunes al contacto físico. ¿Qué haremos los iberoamericanos, tan proclives al toqueteo, a besarnos y abrazarnos en todo momento? ¿Dónde quedará el contacto humano más allá de la palabra? ¿O nos atrincheraremos tras los ordenadores en la asepsia de nuestra casas?



Al respeto, transcribo una carta de una lectora de El Heraldo de Aragón publicada hoy:

Este invierno, dependientes de farmacia, personal de educación y sanitario, funcionarios en atención al público y unos cuantos miles más están a la expectativa de cómo se hace frente a la gripe A. Pero en ningún lado he visto nada sobre la higiene en el ámbito familiar, aunque bien pensado debería ser la misma que para la hostelería y secciones de productos frescos. Así pues, agua, jabón, desinfectantes, toallas individuales y pañuelos desechables tienen pinta de ser los artículos más usados en los próximos meses. Pero esto no tiene que convertirse en una alarma, pues la nueva gripe es conocida a nivel mundial y habrà una vacuna en breve. Así pues, si nos recomiendan no besar, recordemos que los besos que no se han dado se guardan hechos para otras ocasiones. ¡No caducan!
María José Izquierdo

sábado, 22 de agosto de 2009

Repite conmigo:


Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse. Crecer es aprender a despedirse.
Crecer es aprender a despedirse.


Y yo sigo sin aprender.


Adiós.

martes, 18 de agosto de 2009

Un beso de esos - Tony Zenet

Conocí a Toni Zenet gracias a la promoción de la nueva temporada de Anatomía de Grey. que estaba musicalizada con la canción Soñar Contigo (que tengo colgada por estos días en la columna de la derecha). Como yo, muchos nos preguntábamos quién era ese cantante, desconocido hasta el momento, que se expresaba con esa voz rota con tanta emotividad. Luego me regalaron una copia de su primer disco, Los Mares de China, y me embrujó la letra de Un beso de esos, que quiero compartir aquí. Seguro que a casi todos nos llega al alma.


Los dos se encontraron en el mismo cuarto,
los dos se encontraron justo en el momento,
fue un beso de esos...que bajan la guardia,
fue un beso de esos...de darse las gracias,
un beso de esos... de esos que valen
por toda la química de la farmacia.

Los dos intuyeron, sus ojos cerrados,
sus bocas pegadas, cerca su aliento,
fue un beso de esos que cumplen un sueño,
un beso de esos que son el primero.

Un beso de esos que ponen contento,
los dos se creyeron 'signing in the rain'

Tan locos saltaron sobre los charcos,
tan locos bailaron por los bordillos,
tan locos rompieron en mil pedazos
la lista negra de sus enemigos.

Tan locos saltaron la verja de un parque,
a ciegas cruzaron por las avenidas,
tan locos pensaron hacerse piratas
surcar en velero los mares de China.

Fue un beso de esos que premian las ganas,
un beso de esos que luego te marcan,
un beso de esos de bésame mucho,
tan locos quisieron perderse del mundo.

Tan locos rodaron uno sobre el otro,
un beso de esos que valen por todo.

Tan locos saltaron sobre los charcos,
tan locos bailaron por los bordillos,
tan locos rompieron en mil pedazos
la lista negra de sus enemigos.

Tan locos saltaron la verja de un parque,
a ciegas cruzaron por las avenidas,
tan locos pensaron hacerse piratas
surcar en velero los mares de China.

Tan locos saltaron la verja de un parque,
a ciegas cruzaron por las avenidas,
tan locos pensaron hacerse piratas
surcar en velero los mares de China
.

El primer disco de Zenet como solista es "Los Mares de China", que fue grabado con la colaboración de Raül Márquez (violín en "Soñar Contigo"); Carlos Velázquez (clarinete en "Entre tu balcón y mi ventana"); o Kamala y Marina Sorin en "Agua de Levante, entre otros.

En su álbum debut, el actor, poeta, artista plástico y músico malagueño Toni Zenet interpreta canciones de Javier Laguna, con música que combina estilos que van desde la copla andaluza, el tango, el son, o el jazz de Nueva York.

"Los Mares de China" de Zenet incluye las canciones:


1. Soñar Contigo
2. Estela
3. Un Beso De Esos
4. En El Mismo Lado De La Cama
5. Entre Tu Balcón Y Mi Ventana
6. Yo, Que Un Día Te Quise Siempre
7. Dientes De Rata
8. Agua De Levante
9. Causas Perdidas
10. Ná De Ná (Non Je Ne Regrete Rien)

lunes, 17 de agosto de 2009

Me pregunto...

¿Para qué te habré visto?



¡Ni yo soy el mismo

ni vos sos la misma!

sábado, 15 de agosto de 2009

El día de la Virgen


El día 1 de noviembre de 1950, el papa Pío XII declaró dogma de fe la Asunción de la Virgen María a los cielos. Decía el Papa en tan solemne acto: "Que la Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, cumplido el curso de su vida terrestre, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial".

Parece que el 15 de agosto todo se paraliza en España, especialmente en la mayoría de los pueblos de Aragón. Es el día de la Virgen de la Asunción, de la "virgen de agosto", el de todas las Vírgenes. Es una fecha que ya los romanos tenían marcada en su calendario. Según Guillermo Fatás, ex director de El Heraldo, los orígenes de remontan al año 18 a.c. cuando en Roma se instituyó la "Feria de Augusto" para honrar al Emperador. En ella se celebraba la fiesta de Diana, la Virgen Cazadora. Hija de Júpiter y Latona y hermana de Apolo, Diana era una divinidad típicamente itálica por la cual Augusto sentía una especial devoción. La divina virgen protegìa a las mujeres y a las doncellas en particular y era la diosa de la luz lunar y de los bosques. También era la diosa de la fecundidad y en Roma, en el mes de agosto, las mujeres iban a su santuario en procesión para pedir un buen parto.

Esta fiesta unificada de Diana y Augusto celebraba las cosechas venturosas y su final. La celebraciones incluían el ofrecimiento de cesas de frutas y guirnaldas floridas para los animales de labranza. Una tradición que muchos siglos después se mantiene vigente, aunque modificada, ya que los ofrendas las reciben hoy en día los santos declarados como patrones de cada localidad.

La celebración a Diana de mantuvo mucho tiempo, hasta que la Iglesia Católica introdujo sus adaptaciones. Desde la proclamación del dogma de la Asunción por el Papa Pío XII, el cristianismo dedica el 15 de agosto a la Virgen María, aludiendo a "su tránsito al Paraíso en cuerpo y alma, libre de corrupción, y su coronación por Cristo como Reina de los Cielos". Es la fiesta llamada de la Asunción por los católicos y de la Dormición por los ortodoxos.

Después de muchos siglos de debates, esta fiesta se instituyó en honor de la Virgen María, tras la hipótesis sobre el destino final de su cuerpo, sugiriendo que debería haberse visto libre de la corrupción por su maternidad divina, su virginidad perpetua y su participación redentora en la obra de Cristo. Es pues, la conversión al cristianismo la fiesta que Roma celebraba en honor de su virgen, la Diosa Diana, y de su principal emperador, devotísimo de dicha virgen.
Fuente: Heraldo de Aragón, 9 de agosto de 2009.

viernes, 14 de agosto de 2009

Cómo mantenerse joven

1. Elimine los números que no son esenciales. Esto incluye la edad, el peso y la altura. Deje que los médicos se preocupen de eso.
2. Conserve sólo los amigos divertidos. Los depresivos tiran para abajo. (Recuerde esto si es uno de estos depresivos!)

3. Aprenda siempre:

Aprenda más sobre computadoras, artes, jardinería, o lo que sea. No deje que su cerebro
se vuelva perezoso. 'Una mente perezosa es la oficina del alemán" Y el nombre del alemán es Alzheimer!

4. Aprecie más las pequeñas cosas

5. Ría muchas veces, durante mucho tiempo y muy alto. Ría hasta que le falte el aire. Y si tiene un amigo que lo hace reír, pase mucho y mucho tiempo con él / ella!


6. Cuando las lágrimas aparecieran Aguante, sufra y supérelo. La única persona que se queda con nosotros toda la vida somos nosotros mismos. VIVA mientras esté vivo.

7. Rodéese de las cosas que ama:
La familia, animales, plantas, hobbies, o lo que sea. Su hogar es su Refugio y yo.


8. Cuide su salud:
Si es buena, manténgala.
Si es inestable, mejórela.
Si no consigue mejorarla , busque ayuda.


9. No haga viajes de culpa. Viaje al centro comercial, a un país diferente, NO donde haya culpa


10. Dígale a las personas que ama que las ama en cada oportunidad.


SI LA VIDA ES HERMOSA, ¿POR QUÉ NO SONREIR SIEMPRE?

miércoles, 12 de agosto de 2009

No mires para abajo

El sábado pasado vi la película No Mires para Abajo,(Argentina-Francia, 2008) del cineasta argentino Eliseo Subiela. Decidí verla porque es un director cuya obra está entre mis favoritas, por El Lado Oscuro del Corazón (I y II), aunque los comentarios de los críticos en la prensa de Zaragoza no son muy favorables. Fui a su película porque uno sigue todo lo de su autor, director o cantante favorito, y porque leí que era una película sobre sexo tántrico, profundo, sensual, sensitivo y "antiporno". Y la verdad, no me defraudó. Al contrario, me emocionó mucho, me recordó historias vividas y, como siempre en la obra de Subiela, sus textos son dignos de tenerlos recuperados para leerlos con frecuencia.

"Cuando el corazón comienza a arder, huele como a incienso."

"La vida está llena de despedidas, pero no dejés de amar."

"Yo no me voy y tú no te quedas."


Eloy es un adolescente de 19 años que trabaja en la marmolería de sus padres repartiendo lápidas en las sepulturas que atiende el negocio familiar en el cementerio de la ciudad. Al morir su padre, Eloy ve cómo acelera el tiempo que lo llevará a la edad adulta y se adentra rápidamente en un mundo hostil y ajeno. En él conoce a Elvira, una joven argentina residente en España, que le enseñará los fundamentos del Tao mediante el aprendizaje de ciertas prácticas sexuales que le permitirán acceder a zonas desconocidas de su espíritu y de la realidad.

Según dice el mismo Eliseo Subiela, "la idea era contar una historia de amor muy simple, una "aventura iniciática" que sirviera para transmitir un mensaje a favor de Eros, en contra de la grosería y la perversión que hoy tiñe la mayoría de los mensajes que reciben los jóvenes con respecto a las relaciones sexuales... la intención última de la película es "aprender a hacer el amor como Dios manda". Yo quería hacer un "antiporno", con dos actores que se pasarían teniendo sexo y practicando distintas posiciones eróticas durante 90 minutos. Mi idea era que esos dos personajes debían tener la inocencia de dos criaturas en el paraíso, antes de que apareciera la noción del "bien" y del "mal".

A mi me quedó un agradable sabor de boca. A ratos me sacó lágrimas, como cuando el padre de Eloy va quemando en el patio las cartas de su amada-amante y nos van contando cómo las palabras de amor de deshacen y se esfuman en medio del humo gris. O cuando los protagonistas deciden cuidar una planta entre los dos, una semana en casa de cada uno y el chico baila con la maceta, la abraza, la besa... y la planta crece y florece agradecida. Me gustaron las escenas de los muertos en el cementerio, la pareja sobre inmensos zancos, abrazados, Eloy, tan alto como un ciprés, abrazado y dormido sobre sus ramas, la abuela de Elvira, medio bruja-meido sabia, bailando "como si nadie la estuviese viendo", me gustó...

Una película con mucho sexo, pero el sexo de la entrega, del placer, del conocerse el uno al otro. Y una historia con amor, un amor sin ataduras, libre, que sabe que implica la separación, pero que también sabe que en el corazón de cada uno queda el conocimiento, el saber que otro ser humano nos llena, que aunque haya despedidas, siempre, siempre, hay que seguir amando, dándose, entregándose. E, insisto, es para verla más de una vez, así sea solo para copiar a oscuras las frases en una libreta y aprendérselas en casa y ponerlas en práctica.


Premio Mejor Dirección - Festival de Guadalajara
Premio Mejor Película - Festival de Lleida
Premio Mejor actriz, Mejor actor, Mejor Película y Premio del Público - Festival de Madrid
Premio Mejor Película Latinoamericana y Premio del Público - Festival de Montreal -
Selección Oficial - Festival de Chicago

martes, 11 de agosto de 2009

¡Me han premiado!


Después de un minucioso estudio, STULTIFER te otorga el prestigioso galardón al MEJOR BLOG DEL DÍA correspondiente al lunes 10 de agosto de 2009 en No sin mi cámara por los contenidos y matices.

Saludos cordiales.

Ya formas parte de la Orden del Stultifer de Oro.

¡Oh sorpresa! He visto muchos blogs donde se autocuelgan medallas y premios reales, virtuales y ficticios y en los que se fomenta la "asociación del mutuo elogio". Y nunca he sabido bajo cuáles parámetros se otorgan. Pero este, como diría Su Majestad don Juan Carlos I de Borbón, "me llena de orgullo y satisfacción". No sin mi cámara es uno de los blogs que habitualmente visito por su especial contenido gráfico y la originalidad que persigue al proponer nuevos puntos de vista de las escaleras.

Mil gracias por esta distinción, que humildemente acepto, aunque sé que aún me falta mucho trecho para llegar a ser, al menos, el último de los mejores.

Ah, es el primer premio de la blogosfera, que exhibiré orgulloso en mi "vanidoteca".

martes, 4 de agosto de 2009

Día del Periodista y Comunicador

"La mentira de puede maquillar en vociferaciones, altanerías, expresiones jactanciosas y por demás ligeras, o en simples silencios cómplices; he ahí la acción del periodista: sin desmayo y por su misión social, ha de encontrar la razón de su perseverancia y la consecuencia de su exhausta búsqueda que es la verdad."

Hoy recibí esta tarjeta de felicitación de la rectoría de mi Universidad y me sorprendió lo bien que va el tema de las relaciones públicas en la UPB. Al menos se acordaron por primera vez después de n años, aunque me emocionan más los saludos de familiares y amigos el 9 de febrero.

En mis tiempos en la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Pontificia Bolivariana, nos enseñaban que el Día del Periodista se celebra en Colombia el 9 de febrero, en memoria de aquel dia de 1791 cuando circuló el Papel Periódico de la Ciudad de Santafé de Bogotá, primer semanario en la historia de Colombia, fundado y redactado por don Manuel del Socorro Rodríguez. Excarpintero de familia, nacido en Bayamo, Cuba, el 15 de abril de 1756, Rodríguez llegó a Santafé con el virrey José de Ezpeleta (1789-1796), exgobernador de La Habana, quien lo trajo impresionado por su inteligencia y lo nombró director de la Biblioteca Nacional. En ese cargo inauguró el periodismo en Colombia. Y así, ¡el Padre del periodismo colombiano es un cubano!

La Ley 918 de 2004 pretendió trasladar el Día del Periodista para el 4 de agosto, en frustrado homenaje al Prócer Antonio Nariño, aunque fue el 15 de diciembre de 1793 cuando publicó por primera vez en lengua española una traducción de los "Derechos del Hombre y el Ciudadano".¿Por qué esto? ¡Legisladores tiene el país, muy estudiados e investigadores ellos! También la Ley 586 de 2000 instituyó el Día de la Libertad de Expresión el 13 de agosto.

Pero eso no es todo. En Colombia nos encantan las fechas clásicas, y los periodistas no se quedan burlados con esto de los cambios de fechas, legisle quien legisle y celébrese lo que quiera. Por eso, y gracias a errores históricos y por pereza de corregirlos, hay cuatro fechas como efemérides para el periodismo, las comunicaciones y la prensa:

9 de febrero: Día del Periodista Profesional. (Círculo de Periodistas de Bogotá)
4 de agosto: Día del Periodista y Comunicador. (Ley 918/2004)
12 de octubre: Día del Periodista y Cronista Deportivo. (ACORD)
15 de diciembre: Día de la Prensa Colombiana. (Academia Colombiana de la Historia).

Ah, y para los que homologamos el título en España, ¿cuándo lo celebramos? (Mi credencial de licenciado en periodismo en España tiene fecha del 15 de enero de 2009).

lunes, 3 de agosto de 2009

Ayer te busqué... (mi versión)



¿Dónde estás corazón?
ayer te busqué
¿Dónde estás corazón?
y no te encontré

Te busqué
en el armario,

(pero ya habías salido de él)

en el abecedario,

(pero se nos agotaron las palabras)

debajo del carro,
en el negro, en el blanco,

(pero eres azul)


en los libros de historia,
en las revistas
y en la radio,

(pero el diario no hablaba de tí)

te busqué por las calles,

(pero solo de día)

en donde tu madre,

en cuadros de Botero,

(pero no eres pieza de museo)

en mi monedero,

en dos mil religiones,

(y perdí la fe)

te busqué hasta en mis canciones

(pero no tuve voz).

domingo, 2 de agosto de 2009

No es la misma cosa

Me enamoré. Le amé. Juntamos dos soledades. Bastó un encuentro, fallido la primera vez. Volvimos a intentarlo. Se asustó y huyó. Volvió. Y esta vez parecía en serio. Pero su manera de ver la vida, el amor, el sexo, era diferente a la mía. Pero insistimos por caminos diferentes. Lo que para uno eran simplemente noches de vino y erotismo, para otro era ponerle corazón. Un día se cansó. Y se fue sin dejarse perder de vista. Le vi enredarse con otras personas. Le vi sufrir por un enamoramiento que le causó mucho dolor y le escuché su pena. Lloré su tristeza y lloré perderle. Pero un buen día, o mejor, una oscura noche, decidí dejarle vivir su propia vida y hacerme a un lado. Ahora camina por la ruta que ha elegido. Aprenderá, seguro, poco a poco, con dificultades y alegrías efímeras. Me he sorprendido al encontrarle otra vez, por casualidad, y descubrir que no teníamos palabras tras un frío saludo en la calle. No teníamos voz o no sabíamos qué decirnos. Es la lección que he aprendido. Ya no somos más que dos historias terminadas. Porque una pareja la forman dos que quieren lo mismo. No basta con que uno ame y el otro se deje querer.

Lo peor son las comparaciones. Y no dejo de comparar ahora, que se me ha quitado la venda de los ojos y veo todo distinto. He conocido gente que tiene menos lastres que los enfrenten contra su propia plenitud, gente abierta de mente y de corazón, a pesar de sus tristezas interiores. Gente que ama físicamente de otra forma, quizás mejor, no lo sé. Gente que no teme entregarse... Ahora no dejo lo que sea por acudir a una invitación suya. Solo le deseo que sea feliz, que encuentre todo lo bueno que merece.

Pero me da rabia meter su fantasma a mi cama cuando tengo otra compañía. Porque me doy cuenta que son mucho mejores. Porque antes no veía más que por sus huesos, sus ojos y su presencia ocasional. Porque "no es la misma cosa".

sábado, 1 de agosto de 2009

Sólo Cenizas



Después de tanto soportar la pena de sentir tu olvido,
después que todo te lo dio mi pobre corazón herido,
has vuelto a verme
para que yo sepa de tu desventura
por la amargura de un amor igual
al que me diste tú.

Ya no podré ni perdonar
ni darte lo que tú me diste
has de saber
que en un cariño muerto no existe rencor

Y si pretendes
remover las ruinas que tú misma hiciste
Sólo cenizas quedarán de todo
lo que fue mi amor.