sábado, 25 de julio de 2009

El amor está en el aire

Por: Carme Chaparro
Revista Hoy Mujer


¿Imaginan que existiera una vacuna contra el amor? ¿Algo que evite que nos rompan el corazón? No debería ser tan difícil porque, al fin y al cabo, el amor tan sólo es, y lamento decepcionar a los románticos, una reacción química que no podemos evitar. Por lo menos hasta ahora.

El truco consiste en bloquear la oxitocina, también conocida como hormona de la monogamia, una sustancia que liberamos en los momentos de afectividad, ternura y también durante el acto sexual. De hecho,
algunos científicos sostienen que muchos enamoramientos se inician con la liberación hormonal que se produce tras el orgasmo.

La vacuna del amor se ha probado ya, de forma experimental, con lobos. Si inhibimos la oxitocina de una loba, ésta deja de tener pareja estable. Sigue copulando con los machos –en eso insisten muchísimo los científicos, en que continúa siendo activa sexualmente–, pero no se encapricha de ninguno de ellos. Imaginen las estanterías de los supermercados, atestadas de sprays con vacunas del amor, todo un espectacular éxito de ventas para no volver a convertirnos nunca más en guiñapos humanos tras una ruptura sentimental. ¡Claro! Y para rematar la faena, sólo falta que comercialicen también otro inhibidor, el de la proteína NF-kB, que nos permitiría borrar de la memoria los recuerdos que no nos gusten. ¿Ese verano en el que cogió 10 kilos? ¿Ese grano en la nariz con el que salía en las fotos del viaje de novios? ¿Aquel novio al que descubrió en brazos de su mejor amiga? No pasa nada. Un poco de inhibidor de la NF-kB y no lo volverá a recordar. Ni eso, ni otras cosas. Literalmente.


O quizá, puestos a suponer, ¿qué tal un detector de malos maridos? Otro estudio científico reciente demuestra que hombres con una variante concreta del gen AVPR1A son el doble de propensos a mantenerse como donjuanes durante toda su vida. O, si se emparejan, de entrar en crisis conyugal más a menudo que quienes no lo tienen. Quién sabe, quizá los test genéticos para encontrar a la pareja perfecta sean posibles cualquier día de estos. O la pócima para hacer caer rendidos a nuestros pies a los amantes inalcanzables. Pero, cuidado con lo que se desea, porque puede convertirse en realidad. No hay riesgo, pero tampoco recompensa.

P. D.: A mí también me han roto el corazón, he sufrido por el engaño de un amigo, he pasado noches en vela por un reto. Hobbes dijo: “Mi madre parió gemelos, a mí y a mi miedo”.

Si no queremos perder lo bueno de la vida, hay que lanzarse. No quiero una urna de cristal. Pero tampoco sufrir demasiado.


Fotografía (izq): Daniel Nassoy. http://www.menofmydreams.com/

miércoles, 22 de julio de 2009

Esencia de una Seducción

¡Me ha dejado sin palabras!



Cortometraje del perfume Quizás, Quizás, Quizás para Loewe, presentado el 25 de septiembre de 2008 en el Festival de Cine de San Sebastian.

martes, 21 de julio de 2009

¡Qué cagada!

Imagen y titular tomados del diario deportivo Marca. Edición del 20 de julio de 2009

No suelo mirar los diarios deportivos. Pero todos los días está en mi trabajo el diario deportivo Marca y me llamó la atención esta información en su portada de ayer, porque se trataba, una vez más, de una noticia negativa de nuestro país. Una noticia relacionada con la violencia, con la imagen del país, con el deporte, con el alcohol y con las armas. Lamento la orientación que se le da al titular, porque podría dársele otra, más acorde con la entrevista publicada en su interior, pero, como siempre, el escándalo es lo que vende diarios.

Resulta que, según la entrevista, el jugador de fútbol Javier Flórez, después de una noche y media mañana de farra alcohólica, al verse agredido de palabra y de obra por algunos fanáticos al perder un partido de su equipo, esgrimió su arma y disparó en un forcejeo a uno de sus agresores, Israel Castillo, que resultó muerto. Las explicaciones me parecen absurdas: "Estaba borracho, lleno de ira, tenía mucha furia, ellos me desafiaron a pelear"; "Vivo en un barrio muy pobre donde todo el mundo tiene un arma en su casa". Nunca he comprendido los atenuantes de la droga o el alcohol para excusar la agresión física a otra persona. Creo que es una cuestión de educación, sí, esa que se "mama" en la familia. Pero también comprendo el miedo, el pánico ante la propia seguridad, eso que llaman instinto de conservación. Tampoco comprendo los fanatismos, de la clase que sean. Un partido es un partido. Se gana, se pierde, se empata. Pero no es para liarse a trompadas, pedradas, puñaladas o balazos. Y siempre me enseñaron que "las armas las carga el diablo" y que un hombre con unos tragos encima y armado se cree el más valiente, el más rico, el más guapo... y puede terminar en una cárcel.

También creo que todo el mundo es inocente mientras no se demuestre lo contrario. Y para eso están las leyes y los jueces. Y Dios, que conoce lo más profundo de las conciencias. Supongo que Javier Flórez estará pasando muy malos días y sé que se enfrenta a una pena entre 25 y 50 años de prisión. Pero es injusto que se le condene públicamente sólo por un juicio de los titulares de los medios de comunicación.

Este hombre ha cometido un error, quizás por su falta de educación o por su origen en un barrio violento. Y su caso, como el de Andrés Escobar, un brillante futbolista que fue asesinado por un hincha, también a causa de un fallido gol o algo así, es una muestra más de la ignorancia, de la violencia inaudita de mucha gente, de la pérdida del norte...

¡Qué cagada!

sábado, 18 de julio de 2009

¡Shakira es una loba!

Mis aullidos son el llamado
Yo quiero un lobo domesticado

Por fin he encontrado un remedio infalible que borre del todo la culpa
No pienso quedarme a tu lado mirando la tele y oyendo disculpas
la vida me ha dado un hambre voraz y tu apenas me das caramelos
Me voy con mis piernas y mi juventud por ahí aunque te maten los celos.


Anuncia la página oficial de la cantante colombiana Shakira, que el pasado 13 de julio comenzó la promoción de su último disco, Loba, que en solo unos días ha ocupado el puesto 21 de las compras por Itunes en España. La publicación británica Popjustice.com ha afirmado que este nuevo álbum de la barranquillera contiene, al menos, cinco canciones brillantes. Aparecen también en su página algunos avances de su canción She Wolf.

Debo confesar que soy un fan declarado de esta mujer -cuyo nombre en árabe significa Llena de Gracia y en hindú Diosa de la Luz-, no solo por su indudable talento artístico sino por su actitud
como colombiana y como persona bien plantada sobre la tierra. Ella ha sabido evitar que los triunfos y los halagos se le suban a la cabeza. Entiendo que no va por la vida con complejo de estrella, a pesar de las ventajas que ha obtenido gracias a su talento y a su suerte. Ha sabido mantener la sencillez y no ha dejado de amar a su país y de colaborar desde su Fundación con los que necesitan ayuda.

Recuerdo su hermoso gesto, cuando, al recibir uno de los muchos premios en su carrera, expresó que lo que más la enorgullecía era su pasaporte colombiano. Y la enaltece su Fundación Pies Descalzos que pretende facilitar oportunidades a los niños desprotegidos de Colombia y los países del Tercer Mundo. Como embajadora de buena voluntad de la Unicef y desde su ONG, trabaja con un programa de becas educativas y alimenticias para los niños que se encuentran fuera del sistema escolar, en riesgo de deserción escolar o de familias desplazados por la violencia.

Shakira es hermosa, canta, compone y baila muy bien. Merece el éxito que tiene a nivel artístico. Pero la admiro más por su compromiso con la humanidad. Y por ello deseo que este disco sea otro top en su carrera. Y no lo descargaré por el e-mule (no lo hago nunca). Lo compraré!

viernes, 17 de julio de 2009

Selección de personal. Un chistecito.

Cómo reclutar a la persona perfecta
para un puesto dentro de una empresa.



Haga la siguiente prueba:


Ponga cien ladrillos con algún orden particular en un cuarto cerrado que tenga una gran ventana abierta. Envíe de 2 a 3 candidatos al cuarto. Déjelos solos. Cierra la puerta y regrese en seis horas. Analice la situación:

1. Si están contando los ladrillos, póngalos en Contabilidad.

2. Si los están recontando, póngalos en Auditoría.

3. Si están acomodando los ladrillos de un modo raro, póngalos en Proyectos.

4. Si han vuelto un desmadre el lugar y no supieron qué hacer con los ladrillos, póngalos en Ingeniería.

5. Si están tirando, rompiendo y escondiendo los ladrillos rotos, póngalos en Producción.

6.Si están durmiendo y no han movido los ladrillos, póngalos en Seguridad.

7. Si están llevando y trayendo los ladrillos por todo el cuerpo, póngalos en Logística.

8. Si están sentados sin hacer nada y no tienen ni idea para qué son los ladrillos, póngalos en Recursos Humanos.

9. Si dicen que han probado varias formas de acomodarlos, pero en realidad no han movido ni un solo ladrillo, póngalos en Sistemas.

10. Si rompieron los ladrillos en pedacitos y tratan de arreglarlos, póngalos en Mantenimiento.

11. Si mienten en la cantidad de ladrillos que hay, póngalos en Compras.

12. Si están planeando alguna estrategia para acomodar los ladrillos, póngalos en Calidad.

14. Si están proponiendo métodos para su acomodo o utilización y se pelean con toas las áreas, póngalos en Jurídico.

Pero lo más importante:

15. Si solo está mirando por la ventana y hablando por el móvil, póngalo en una jefatura.

jueves, 16 de julio de 2009

A manera de aclaración

A raíz de un post en el blog Ladridos de un gato, y coincidiendo con comentarios que he escuchado sobre Lo que (se) me ocurre, me siento en la obligación de aclarar que este blog, como la mayoría, es un espacio personal, donde se expresan libre y espontáneamente las opiniones personales. En la cabecera de mi blog advierto que es "un espacio para escribir, desahogarme, quejarme, compartir alegrías, pagar deudas creativas, expresar melancolías o euforias, reflexionar a gritos... y quién sabe qué más se me atraviese en el camino".

La importancia de los blogs radica principalmente en eso, en que no están atados más que a la ideología o al modo de ser y de pensar de quien escribe. Son independientes de la publicidad o de la política, a diferencia de otros medios masivos de comunicación. Permiten el intercambio de opiniones. Y, como enseñan en las facultades de Periodismo, los hechos son sagrados y los comentarios son libres. Así que, amable lector, estás en el inalienable derecho de compartir mis ideas y de rebatirlas. Para eso también tienes tu propio criterio y en los blogs existe el espacio para los comentarios y te invito a hacer uso de él. Como dijo alguien: "No estoy en absoluto de acuerdo con su opinión, pero derramaría hasta la última gota de mi sangre por defender su derecho a expresarlas".

Yo escribo porque me gusta, es mi pasión. Porque me permite expresarme libremente. Me gusta la crítica constructiva. Escribo porque la boca a veces no me alcanza para las palabras y ellas necesitan salir por mis dedos, por mis gestos o por mi mirada. Escribo porque es mi catarsis, mi personal exorcismo, porque me hace feliz. Y escribo porque la escritura me hace sentir libre, independiente, sin ataduras. Y porque muchas veces quienes me leen y comentan o critican me enseñan, me guían y me hacen crecer. Pero, sobre todo, escribo para mí. Para no morir en vida de inanición de palabras.

Pero no lo hago como poseedor de la verdad absoluta, porque eso no existe. ¡Tiene tantas aristas! Escribo mi verdad, que puede ser temporal, que puede cambiar, que pueden cambiármela. Escribo porque me da la gana sobre lo que me da la gana, sobre lo que (se) me ocurre.


La foto de arriba es de Dylan Rosser y la de abajo es de James Demitri,
ambas tomadas de internet.

lunes, 6 de julio de 2009

Los zapatos viejos

Encontré una instalación artística que por estos días hace parte de una colección de obras urbanas en las riveras del río Ebro en Zaragoza. Y no pude dejar de recordar aquel monumento a los Zapatos Viejos, (foto de la izquierda) situado en la parte trasera del Castillo de San Felipe, en homenaje al poeta Luis Carlos López, autor del soneto que acompaña este post.


A mi ciudad nativa


Ciudad triste, ayer reina de la mar.
J.M. de Heredia

Noble rincón de mis abuelos: nada
como evocar, cruzando callejuelas,
los tiempos de la cruz y de la espada.
del ahumado candil y las pajuelas...

Pues ya pasó, ciudad amurallada,
tu edad de folletín... las carabelas
se fueron para siempre de tu rada...
¡Ya no viene el aceite en botijuelas!

Fuiste heroica en los años coloniales,
cuando tus hijos, águilas caudales,
no eran una caterva de vencejos.

Mas hoy, plena de rancio desaliño,
bien puedes inspirar ese cariño
que uno le tiene a sus zapatos viejos...

Luis Carlos López (1879-1950)


domingo, 5 de julio de 2009

¡Dos años y creciendo!

Hoy cumple dos años mi blog. Inicié Lo que (se) me ocurre gracias a las primeras orientaciones de un viejo amigo y por aquel entonces novato bloggero: Tenmempié, quien siempre me ha apoyado en esta y otras tareas. A él es a quien le debo gratitud por esta maravillosa aventura (y por otras muchas vivencias que él y yo conocemos).

Un blog se inicia tímidamente. Como un juego, un ejercicio de creatividad, de expresión libre que nos trae muchas sorpresas a diario. Se conoce la opinión de otras personas, que pueden vivir en tu mismo edificio o a miles de kilómetros de distancia. Encuentras a gente que siempre ha vivido en tu ciudad y no conocías y ahora, debido a la emigración, descubres que te leen y conocen esta parte de ti que expones al mundo en la red de redes. Intercambias ideas y proyectos, participas en creaciones colectivas, te empapas de pensamientos de todo calibre y descubres que muchas veces lo que piensas, sientes y deseas es compartido por muchas otras personas en el mundo.

Lo que (se) me ocurre es, sin duda, una catarsis. Muchas veces me he sentado a llorar frente al teclado. Otras tantas he compartido mis logros personales y profesionales. En ausencia de mi psicóloga favorita o de los amigos me he sentado como en un confesionario a tratar de sacar las penas de amor y desamor. Y he descubierto (a mí y a los demás) facetas de mí que no estaban expuestas, que mantenía ocultas. He protestado, he metido la pata, me he disculpado, he escrito con rabia, con dolor, con alegría, enamorado y malquerido. He aprendido y desaprendido. He recuperado viejas notas guardadas en amarillentos cuadernos que me han acompañado casi toda la vida (las que considero mi mayor tesoro, porque reflejan lo que soy realmente). Pero, sobre todo, este blog me ha permitido no olvidar mi pasión, vi verdadera vocación: la escritura.

Agradezco a "mis seguidores", aquellos que me leen y comentan con frecuencia. No voy a enumerarlos porque podría omitir a alguno involuntariamente y porque están relacionados en la columna de la derecha. Agradezco a "los que sigo" porque en sus escritos o fotografías encuentro inspiración.

La idea es que este chico de dos años, 34.314 visitas y 402 entradas o "posts" siga creciendo. En la misma medida en que yo quiero crecer.

sábado, 4 de julio de 2009

Clama Justicia


Por votación unánime
el jurado determinó que era
inocente de todo cuanto la
acusaban.
Pero ella no lo había dicho
todo.
No había dicho, por ejemplo,
que había amado a un hombre
que sólo la quería en soledad.
Pero eso ya no importa.
La declararon inocente y eso
era suficiente para buscar
a este hombre y clamar justicia.


Margarita Betancur
 
Copyright 2009 Lo que (se) me ocurre. Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemesfree