domingo, 31 de agosto de 2008

María Dolores Pradera

"Y me quedó el dolor para cantar, y la luna de abril para olvidar".

El viernes pasado tuve la ocasión de asistir al concierto que María Dolores Pradera ofreció con Los Sabandeños en el anfiteatro del recinto de la ExpoAgua Zaragoza. Bajo una noche estrellada de verano, estuve absorto mirando a esta mujer de la que escuchaba sus canciones en viejos discos de vinilo en la casa familiar en mi infancia.

Era una de las artistas favoritas de mi abuela y de sus hermanas, que escuchaban sus canciones latinoamericanas y españolas en tardes de juego de naipes y de meriendas. Mientras le oía cantar temas de Chabuca Granda, José Alfredo Jiménez, Atahualpa Yupanqui, Silvio Rodríguez o Carlos Cano miraba sus manos ancianas, sus arrugas de vida y de vivencias, sus gestos naturalmente feminos y vanidosos, su señorío, su elegancia. Tambien recordaba amores, desamores, escenas del pasado...

Lo mejor, esa voz que se conserva a pesar de los años. Una artista que celebró su cumpleaños (más de 80) encima de un escenario, entregada, vital, y que sabe llegar a todos y cada uno con sus boleros, que transmite sentimientos, que apetece abrazar. Toda una mujer, toda una señora.

viernes, 29 de agosto de 2008

Mecano Cósmico o Códigos de Barras

"Cuando los dioses, celosos de la felicidad de aquel hermoso engendro de dos cabezas, cuatro manos, cuatro pies y dos sexos, decidieron partirlo en dos y crearon al hombre y a la mujer como seres separados, no supieron el zaperoco que vinieron a armar. De ahí lo que dan en llamar la "insatisfacción fundamental", el extraño sentimiento de andar buscando una cosa que nos falta sin poderla encontrar. El lío está en que como esos seres redondos y perfectos no estaban contramarcados ni tenían número de serie, al separarlos y echarlos a rodar por el mundo, nunca volvieron a estar seguros, cuando se encontraban, de que eran exactamente los complementarios. Esto nos lleva, desde hace milenios, a darnos de narices con "repuestos no originales" que deterioran la marcha de la maquinaria del amor, o de lo que creemos que es el amor. Qué lástima que en tiempos primigenios no existiera el código de barras. La búsqueda del alma gemela es tarea agotadora que inflama las meninges cuando, de un parte, logramos encontrar a alguien que encaja con nosotros en el aspecto puramente físico -puro hardware-, y nos damos cuenta que el software no es el adecuado... y viceversa. En fin, la vida de pareja es algo sin solución, así que sigamos jugando este "mecano" cósmico que es el amor."

jueves, 28 de agosto de 2008

Inevitable

Él era signo de fuego, destellante, chispeante, fascinante, centelleante, rutilante, llameante, fulgurante, eclipsante, jugueteante, tintineante, deslumbrante volátil e inasible.

Ella era signo de agua, ondulante, inundante, zigzagueante, provocante, esquivante, titubeante, amenazante, apabullante, ahogante, suave y fresca.


La relación fue un cortocircuito.

Carmen Cecilia Suárez.
Un Vestido Rojo para Bailar Boleros.

lunes, 18 de agosto de 2008

A veces llegan cartas (9): Una carta de cumpleaños

A veces llegan cartas. Y hay unas muy especiales. Como las que me envía mi amigo David desde Colombia en cada cumpleaños, cartas que guardo como verdaderos tesoros. David es uno de los seres humanos más extraordinarios que conozco. Inteligente, sano, bello por dentro y por fuera. Un ángel con sus enseñanzas y su inmenso Amor por los demás. Y sobre todo, un Maestro. Lo que me ha escrito este año lo publico no por vanidad sino porque quiero hacer saber que tengo un Amigo que vale un Potosí. Y eso me honra. Gracias Viejo David.



Qué tal mi hermano del alma!!!

Hoy te escribo para FELICITARTE por tu cumpleaños, lamentablemente he tenido problemas con la línea de teléfono, porque el invierno ha hecho estragos en esta zona y apenas este fin de semana nos arreglaron la línea y por esto solo hasta hoy te puedo saludar.

He navegado varias veces tu blog y me parece espectacular, creo que te lo estás disfrutando y además haces una labor pedagógica y de concienciación muy importantes para quienes lo lean.

¿Y vos qué? Hace tiempo que no nos escribimos y nos contamos lo que nos pasa, aunque me imagino que todo te va bien porque de no ser así ya lo sabría. Dios te regaló otro año más y sigues dejando huellas a través del don de la palabra y tu enorme vocación de servicio, algún día la vida te devolverá con creces todo el amor que le pones a la existencia para ayudar sin pedir nada a cambio. Espero que te hayas podido dar el día de regalo, que te hayas podido contemplar mucho, que hayas tenido alguien muy especial a tu lado para darle un regalo en el día de tu cumpleaños, porque al que da se le dará mucho más de lo que dió, especialmente si ese regalo fue de amor, como lo sabés hacer vos. Te pienso mucho y siempre, todos los días oro por vos, te envío mi energía y amor, le pido a Dios que esté siempre mostrándote el camino, que te otorgue la sabiduría y la fe para alcanzar tus sueños y metas y lo más importante, que te permita mirar atrás y ver con orgullo todo el servicio que has hecho, todo lo que has ayudado, todo lo que has sembrado en otros y puedas sonreír de satisfacción por todo el bienestar que has sembrado en tu vida.

Yo te quiero dar gracias por tu amistad y amor, por tu respeto y compañía, que ni aun estando lejos físicamente, he dejado de sentir todos los días. Yo te agradezco las innumerables carcajadas y sonrisas que me arrancaste del cuerpo y del alma y que hoy son los más hermosos recuerdos de mis años pasados, gracias por ese fino humor, por esa incondicional amistad, por siempre estar ahí y... por ese "cuando no hay ingenieros soltamos dos mulas" que en realidad, refleja algo de lo que vivo cotidianamente que es el aprendizaje de nuestros hermanos menores, los sabios del silencio. Gracias por tus consejos y tus regaños cuando me los gané, gracias por tu paciencia y comprensión... MUCHAS GRACIAS Y MIS BENDICIONES A UNO DE LOS SERES HUMANOS MAS MAGNÍFICOS QUE DIOS ME HA PERMITIDO CONOCER.

No sé si pronto o lejos nos veremos, nos podremos abrazar y sentir, lo cierto del caso es que en el alma mía hay un sitio con tu nombre y es un lugar sagrado para la amistad y la vida, un pedazo de alma que recuerda tu cumpleaños y le agradece a Dios la bendición de tu amistad. FELIZ CUMPLEAÑOS MI HERMANO DEL ALMA, UN ABRAZO UN BESO Y OTRO PEDAZO DE CORAZÓN PARA VOS EN ESTE DÍA.

Te amo como un putas mi hermano, un abrazo, un beso!!!

D. S. T. R.

martes, 12 de agosto de 2008

Era de la Comunicación

Teléfonos móviles (o celulares que llaman en otras latitudes). Teléfonos fijos. Cuentas de correo electrónico. Messenger. Mensajes instantáneos. Hasta hace unos años, el beeper (o buscapersonas). Localizables a todas horas y en todo lugar.

Recuerdo que, hasta muy pocos años, sólo nos localizaban en el teléfono de la oficina o en el de casa. La secretaria daba el recado y la mamá daba una serie de datos del tipo: "Te llamó ese amigo tuyo tan querido. ¿Cómo es que se llama? ¡Dime nombres!". Y todos tan tranquilos. Ahora si no contestas el móvil la gente se enoja. Como ignorando que podemos estar "no disponibles". O que estamos ocupados. O que no nos da la gana de contestar porque queremos estar solos.

También recuerdo cuando salieron al mercado los bípers (buscapersonas), al principio para médicos y comerciales y luego para todo el mundo. Y dale con los mensajes. Que dónde estás. Que cuchicuchi te quiero mucho. Mensajes melosos y horrorosos que teníamos que dictar a una teleoperadora. Luego sacaron unos "celulares" grandísimos, pesados, con poca cobertura que llevaban al cinto los mafiosos y era un detalle un pelín hortera (mañé que dicen en Colombia). Y a mi inolvidable alumna pija contestando en clase para confirmar su sesión de cámara autobronceadora.

Hoy hay en el mundo millones y millones de móviles. Y millones y millones de personas incomunicadas. Enchufados en sus IPod, MP3, MP4 y demás (ya no hay discman) no hablan con el de al lado. Como autómatas por la calle, en el autobús, en el metro y en casa. Y usando el móvil para decirle a los amigos que están en la puerta. Y el internet para conocer personas, para "ligar" o "enamorarse". Upssssss.

¿La era de las comunicaciones? ¡Ja! Siempre está la opción de "No admitir", "bloquear" o dejar un mensajito.

sábado, 9 de agosto de 2008

¡ Azúuuuucarrrrrrrrr !


El abrazo es una forma de aplazar lo otro,
una manera de echarle sacarina al amor
en vez de azúcar.

Y me doy cuenta de que no quiero sacarina,
que quiero azúcar,
y dos terrones.
Tres si es posible.
Mucha azúcar.

Tomado de Pies para qué los quiero si tengo alas para volar, el blog de Dark Latin Angel.

sábado, 2 de agosto de 2008

El Autoengaño

Decía alguien que el ser humano es el único ser que tropieza dos veces en la misma piedra. Y otro dijo que es el ser con más capacidad de engañarse a sí mismo. Algunas veces -algunas vidas- nos montamos en una historia y nos la creemos y la vivimos, así sea solo en nuestro más profundo interior.

Nos enamoramos de una persona, de lo que ella representa, de lo que quisiéramos que fuera para nosotros, y estamos seguros de que ello es así. Incluso cuando esa persona nos dice con frialdad o sin ella que no quiere ese "rollo" amoroso con nosotros, que lo pasan bien pero que no están preparados para una relación seria y estable, nos montamos en la historia de que podemos llevarlo bien, con madurez, "como amigos". Y uno sigue queriendo a ese humano, y lo vuelve a ver después de semanas en la que se piensa "curado" de la pasión, del sentimiento amoroso. Vuelve a verle. Vuelven a salir. Vuelve a abrazarle. Hasta se permite flirtear y se aguanta sus flirteos. Al fin y al cabo hay que ser consecuentes. Y un buen día te confiesa que sale, está interesado o en "conversaciones" con alguien más. Y sientes un vacío en el estómago, un vértigo existencial, una sensación de que estás perdiendo a ese alguien a quien has amado, a quien quieres ahora de una manera distinta y para quien siempre estarás a su disposición.


Y, repito, como hay que ser consecuentes, le deseas lo mejor, de corazón; con toda la fuerza de tu alma quieres que lo pase bien y que no le hagan daño de ninguna forma. Porque como te ha dicho, te quiere un montón (pero quiere probar y sigue probando y buscando... ignorando tantas cosas). Pero tiene que andar sus pasos, sus caminos. Y no puedes hacer nada distinto a apoyarle y desearle que sea feliz, muy feliz, que encuentre lo que le llene y que no te olvide...


Porque lo que sientes es eso: que se va...


Y no quiero que se vaya.


"¡Si no te hubieras ido sería tan feliz!!
 
Copyright 2009 Lo que (se) me ocurre. Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemesfree