lunes, 17 de septiembre de 2007

Me cabrea, me jode, me enfada, me emputa...

Gracias a la recomendación de un periódico local, me he encontrado en el blog gurrion, un par de posts titulados Cabre(r)oterapia I y Cabre(r)oterapia II y me identifico con muchos de esos cien y más motivos que nos fastidian al menos una parte del día. No voy a explicar aquí que, a veces, es uno mismo el causante de su cabreo, o el que permite que ciertas cosas, personas o circunstancias lo cabreen, enfaden, jodan o emputen. Agrego aquí un comienzo de mi propia lista. ¡Y al que le caiga el guante, que se lo chante!
Me cabrean, me joden, me enfadan, me emputan...:

Los que no saben escuchar

Los que alardean hasta de lo que no tienen

Los que sólo reconocen los derechos propios y no los ajenos

Los que tienen como único dios al dinero

Los que son incapaces de regalar una sonrisa, una palabra, un momento

Los que publican basados en las ideas de los demás y son incapaces de reconocer de dónde salió el trabajo

Los que siempre están "quemados" pero sin arrimarse al fuego

Los desleales

Los que sólo tienen memoria para los que les conviene

Los que saben de todo

Los que no reciben opiniones ni consejos

Los que te oyen como quien oye llover

Los "pontífices"

Los "arrodillados

Los que aprovechan los "cócteles" para comer y beber sin mesura ni educación

Los que clavan puñales por la espalda (o de frente)

Los que sólo se preocupan de la apariencia (propia y ajena)

Los que pasan el scanner a los demás nada más verlos

Los aguafiestas

Los impuntuales e incumplidos que, además de jugar con el tiempo de los otros, no se excusan.

Los aburridos

Los "quejicas"

Los que todavía piensan que su país o su ciudad es la capital del mundo y que más allá no hay nada qué ver.

Los listos

Los que se pasan de listos, haciéndose los tontos

Los hipócritas

Los jefes que ocultan su mediocridad acosando a los subalternos

Los padres que se "desencartan" de los hijos apuntándolos en cuanta actividad extraescolar existe

Los acosadores

Los que no pueden separarse del móvil y se exhiben cuando lo usan

Los motociclistas que no reducen el ruido de sus motos

Los que conducen con la radio a todo volumen con bachatas (o lo que sea)

Los que no respetan las colas

Los que abandonan a sus mascotas

Los que pretenden que hay que tolerar sus extravagancias, manías y excentricidades, pero no las ajenas

Los que no entienden el concepto de compañerismo

Los que se aprovechan y explotan a los inmigrantes para hacer fortuna

Los terroristas

Los secuestradores

Los pederastas

Los que trepan parándose en la cabeza del compañero

Los que al llegar arriba no miran hacia abajo

Los que comercian con seres humanos

Los que arrojan cualquier clase de basura al suelo

Los que sacuden las alfombras, trapos y colchas por la ventana

Los que ponen a escurrir su ropa mojada sobre la seca del vecino de abajo

Los que solo viven para "figurar"

Los que tiran la piedra y esconden la mano

Los que se limpian el c---- con los demás

Los que no contestan el saludo

Los que no saben pedir un favor y sólo dan órdenes

Los que no agradecen un servicio

Los que no respetan los espacios libres de humo

Los que no respetan el derecho a no respirar malos olores

Los que miran la correspondencia ajena

Los que no respetan la palabra dada

Los que se saltan los acuerdos laborales

Los que leen el periódico ajeno por encima del hombro

Nota: Estoy seguro de que esta lista puede ser mucho más larga. Cada uno puede agregarle lo que le parezca que debe figurar en ella. Ah, y también hay cosas que me alegran, me encantan, me emocionan... de lo cual haré otra próximamente.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, y están otros que "para conseguir lo que sea" pasan por encima del quien sea y donde sea. David , Medellín.

38 grados dijo...

los pesimistas y agoreros que solo son capaces de ver la negrura

los que no dejan que te apees del vagón del metro y ya están entrando ellos...

los ambiciosos de posesión y éxito (y encima no entienden lo que es el verdadero éxito)

los que no te dan las gracias

los intransigentes

los ególatras, egoistas, egocéntricos y todo lo que empiece por ego....

...la lista se puede hacer interminable....jajajaja

un saludo

Merlin Púrpura dijo...

Gracias David y 38º por vuestros aportes. Como véis, de todo hay en la "fauna humana". Pero también me alegra saber que hay muchísimas cosas que nos gustan, que no nos cabrean, joden, enfadan ni "emberracan", como los compañeros que uno se va haciendo en el camino por estas parcelas del planeta azul.
Saludos esperanzados,
Merlín Púrpura

Publicar un comentario

 
Copyright 2009 Lo que (se) me ocurre. Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemesfree